«El sol de las contradicciones», de Eva Losada Casanova —Editorial Alianza Literaria—

Lo que nos cambia son cosas sencillas que ocurren de pronto y nos golpean. Una llamada telefónica realizada por alguien a quien no le importamos para darnos una noticia que nos abofetea, un disco que suena y suena hasta el hartazgo anunciándonos el final de una relación, una lavadora que continúa funcionando aunque lo más precioso que nos había ocurrido en la vida se haya esfumado para siempre. Narramos la existencia a través de esas pequeñas cosas, porque son las que nos sirven para explicarnos. En el ir y venir de las agujas sucedemos casi sin darnos cuenta, hasta que una de esas pequeñas cosas nos sacude y nos obliga a revisar(nos); y ahí, en ese intento por explicarnos entendemos que no hemos hecho ni la mitad de las cosas que deseábamos (y nos propusimos) a los veinte. De forma muy resumida, sobre eso trata “El sol de las contradicciones” de Eva Losada Casanova (Alianza), ganadora del XVIII Premio de Novela Fernando Quiñones.

La soledad como herida

La culpa de todo la tiene el amor. Esa cosa que nos van vendiendo en pequeños paquetitos desde que nacemos y por la que muchas personas (generalmente mujeres) lo dejan todo a cambio de nada. Mar Zheirman se enamora de Álvaro Berni, un fotógrafo con contactos artísticos que la deslumbra por su facilidad para desenvolverse en el mundo que a la joven escultora le sabe extraño. Recién llegada a Madrid desde Mallorca Mar busca un hueco por el que colarse y plantarse en la escena artística madrileña; convencida de que hay futuro para ella. Pero este bello romance no termina bien y Mar se queda sin amor, sin vida artística y con el corazón roto.

Álvaro abandona la casa dejando un disco de Tom Waits y una lavadora puesta, y ella se ve de pronto sola con un niño que no es suyo y al que tendrá que criar. Mar, que no quiere ser madre sino dedicarse al arte, se entrega a la maternidad como quien se abandona, pero con ese resentimiento que ponemos en aquello que hacemos por imposición, en aquello que no nos hace bien. A través de ese niño, Mateo, intentará vivir esa vida que a sí misma se niega. Pasa el tiempo. Comienza el libro. Una llamada le anuncia que Álvaro Berni está en coma y ella es la única familia que le queda. Sin desearlo, Mar le visita en el hospital, a ese hombre que le ha abandonado y le ha arruinado la vida. Sobre este punto parte todo el entramado de la novela; sobre la necesidad de entender hasta qué punto fueron responsables los demás de su desaprovechada vida y hasta dónde tiene ella la responsabilidad-llave para salvarse.

Es muy interesante el papel que ocupa el arte en la novela. Eva nos va pintando un pequeño panorama de la realidad de los noventa en España, con esa necesidad de ir todos a Madrid en busca de oportunidades, y lentamente nos va llevando hasta aterrizar en la actualidad, con la banalización que han sufrido todas las disciplinas artísticas y la autoridad que tienen ciertos personajes para determinar qué es lo que debe considerarse arte y qué no. Sobre este tema en particular hay numerosas reflexiones y una crítica lúcida, que me parecen acertadas y necesarias. Por otro lado hay una mirada a la vida de aquel entonces a través de la escultura, con numerosas referencias que, imagino para alguien entendido o apasionado de la materia pueden resultar de gran interés.

Una novela para lectores clásicos

En la narrativa de Eva Losada hay emociones. Eso es lo que me fascinó de su novela anterior, “En el lado sombrío del jardín”, y que he encontrado también en ésta. Y en esas emociones, aparece una necesidad reflexiva sobre el mundo y la forma en la que actuamos que se destaca por sobre todo lo demás, incluso parece predominar más que la acción; como en la literatura clásica ocurre en ciertas novelas donde la acción termina siendo anecdótica y lo que importa es esa mirada sobre el mundo que nos parte en dos.

El uso de una narración poco concisa y su interés por dar un lugar primordial a las reflexiones de la protagonista, son los puntos fuertes del estilo de “El sol de las contradicciones”. Esto creo que puede restarle lectores a la historia y atraer a otros más románticos. Si somos lectores clásicos quedaremos enamorados y nos encantará zambullirnos en esas reflexiones para analizar los puntos de vista que la protagonista expone a lo largo de la historia, pero puede resultar agobiante y hasta tedioso para aquellos lectores que buscan acción y una lectura liviana y directa. No obstante, esta es una particularidad de la narrativa de Losada Casanova, por lo que no creo que pueda señalarse como una debilidad del libro, más bien una búsqueda narrativa peculiar que puede atraernos o no pero que seguro algo nos aporta a todos.

“El sol de las contradicciones” es una novela que explora la importancia-necesidad del amor y la amistad, y que reflexiona en torno al lugar que ocupa el arte en nuestra vida, como vínculo con algo no perecedero que amerite la existencia. Y todo eso a través de una historia durísima en la que hay luces de ternura y de ilusión.

¡Lean esta novela para encontrarse con la sensualidad de una de las escritoras españolas de nuestro tiempo que bebe en lo más hondo de la poesía de Pessoa y nos invita a descubrir un universo literario donde las emociones tienen prioridad!


 
EL SOL DE LAS CONTRADICCIONES
Eva Losada Casanova
Editorial Alianza Literaria
978-84-9104-693-6
344 páginas
Papel: 18 €
Digital: 12,98 €



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.