«Buenas noches, buenos días», de Pedro Montealegre —Editorial Pez Espiral—

received_884166418349357Me gustan mucho esos libros que es imposible subrayar, incluso si los recibes en digital. Vienen a ti, tan artísticos ellos, llenos de una energía saludable, que parece inapropiado incluso leerlos, ¿cómo serías capaz de mancharlos, estropearlos, cambiarlos?; sólo quieres que sean ellos los que te cambien a ti.

«Buenas noches, buenos días» de Pedro Montealegre (Editorial Pez Espiral) es uno de esos libros. Otra belleza de estos pececillos espirales y un nuevo libro que recomiendo esta semana. La delicadeza con la que se halla amalgamado, el mimo con el que parece haberse parido cada página, son un disfrute aparte de la lectura, que la potencian volviéndola mucho más intensa.

Poetas diversos

Pedro Montealegre nos ofrece un libro cómico a la vez que reflexivo acerca de la poesía y, sobre todo, de las muchas formas de hacer poesía y de vivirla; una obra que se acerca y describe cada una de las variopintas maneras de trabajar con las palabras. A través de un lenguaje sencillo y cercano y de una estructura que a simple vista puede resultar amorfa pero que con el correr de la lectura comienzas a ir identificando y descubres los patrones que la motivan, este libro podría catalogarse como un conjunto de oraciones, algunas más proféticas-místicas que otras, en torno a lo necesaria que es la poesía en este absurdo mundo.

«Buenas noches, buenos días» es un libro que se lee con rapidez pero se relee despacio. Con un ritmo afincado en la poesía latinoamericana contemporánea, que se recita con fluidez, casi sin respirar, ofrece una serie de cortos textos que se disputan la atención entre la luz y la oscuridad.

Y esta constante lucha de la que la poesía ha dado pruebas, entre sombras y luminosidad, se ve reflejada en el contraste que ofrecen páginas negras con letras blancas y folios blancos con letras negras: una forma maravillosa de dibujar esa constante tensión que se da entre ambos estados.

«Buenas noches, buenos días», de Pedro Montealegre —Editorial Pez Espiral—

La poesía como herramienta del cambio

«Buenas noches, buenos días» se lee rápido, dije; no obstante, es un libro que viene dotado de una fuerza sobrehumana y que propone una interiorización hacia aquellos aspectos y cuestiones de nuestra vida que se ven infranqueables: el dolor, la indiferencia, las dificultades, y donde aparece la poesía como una herramienta necesaria para vivir, para despertarse cada mañana con el deseo de comerse el mundo, antes de que éste nos devore a nosotros. Y uno de los versos que sirve como impulso para esa pasión poética es éste, donde su autor expresa la importancia de la fe en las palabras o en lo que sea. Porque no se puede escribir poesía sin creer en algo, vivir de la poesía sin mirar a los ojos de la vida e intentar demostrar lo que ella implica para nosotros.

Muchos de los versos van dedicados para aquéllos que viven al margen, los que pese a la cotidiana inmundicia que caractetiza a las cosas que nos rodean se sientan a escribir, a pesar de haber quedado abandonados en medio de la frontera o de ser ellos mismos esa raya que divide los mundos.

Quiero resaltar que la estética de lenguaje que escoge Montealegre me ha resultado sumamente interesante porque, aunque pueda parecer liviana, se introduce en los intersticios de la vida y va narrado ahí donde no hay poesía (donde parece no haber cabida para ella).

Y aquí cabe mencionar que la pasión por la escritura, la necesidad de crear vida a través de las palabras, son elementos que deambulan por las páginas de este libro y copan todo el protagonismo.

¡Lean «Buenos días, buenas noches» y déjense inspirar para creer una vez más, aunque sea sólo por un día o una noche!

«Buenas noches, buenos días», de Pedro Montealegre —Editorial Pez Espiral—

Comentarios1

  • Carmen Ubeda Ferrer

    ¡ Buenos días, Tes ! Gracias por éste y tus otros artículos sobre obras literarias de las que siempre tomo nota.
    Saludos de

    Carmen



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.