Poesía y buenos sentimientos

Poesía y buenos sentimientos

Para muchos la poesía es un espacio donde fluyen los sentimientos positivos, donde se fomenta la paz y donde la naturaleza adquiere su máximo esplendor. Así lo venimos percibiendo desde hace tiempo: la poesía es un espacio de magia indolora.

La cita que encabeza este artículo pertenece a un interesante artículo de Rafael Reig, en el cual el escritor expone uno de los problemas fundamentales de la poesía: el desapego que se ve en ella hacia la vida real y la tendencia a convertir el lenguaje poético en algo invisible y completamente abstracto.

Autores como Pessoa intentaron plasmar la miseria humana a través de la lírica. Incluso se quejaron de la falta de oscuridad en la poesía. Este escritor portugués expuso en uno de sus versos esta gran problemática de la creación poética:

Buenos sentimientos y poesía

Al decirle a alguien que escribes poesía, parece como si cambiara el ambiente. Esa persona real, parada frente a ti, comienza a imaginarte rodeado por una luz celestial que se impone y que te vuelve una especie de ser extravagante, angelical, intocable; pero tú sigues ahí, frente a ella, tan humano como puedes.

Esta respuesta deja en evidencia que la poesía se concibe como algo extraño solo posible para ciertos iluminados que son, por fortuna, personas agradables, sinceras, bondadosas… ¿Qué nos ha pasado para que lleguemos a concebir de este modo la creación? ¡Así, no me extraña que a los encuentros poéticos concurra tan poca gente!

Lo llamativo de esta concepción es que no se tiene en cuenta lo fundamental: lo que nos mueve a escribir. Generalmente nos sentimos cautivados por la escritura porque la descubrimos como una forma de canalizar situaciones traumáticas o dramáticas. Esas que nos conectan con la esencia más profunda de nosotros mismos. De hecho, la maldad y los sentimientos que no nos gustan de nosotros mismos, suelen ser muchas veces uno de los principales motores de la escritura. ¡Paradójico! ¿No lo creen?

Poesía y buenos sentimientos

El amor, el sentimiento que sobra

«La poesía es para entenderla», «¿Escribes versos de amor?» son algunas de las frases hechas que tenemos que escuchar cuando expresamos que escribimos. Y es que justamente estos son los dos problemas fundamentales a los que debemos enfrentarnos: la noción de que la poesía es para unos pocos y de que toda ella es «poemas de amor».

Los versos más famosos del mundo son de amor; y ellos son los responsables de que se crea que la poesía es una herramienta para exteriorizar únicamente experiencias amorosas y poner en palabras sentimientos de amor hacia otra persona o lugar. No obstante, la poesía es mucho más que eso.

Poesía y buenos sentimientos

Entender la poesía

Escribir para que nos entiendan puede ser un grave error; no obstante, si publicamos, debemos tener presente que al compartir nuestro trabajo es importante llegar a los lectores. Y la única forma de conseguirlo es buscando la claridad, pero ¡eso sí! sin negarnos a nosotros mismos.

Retomando el tema del inicio del artículo. Nuestra vida se encuentra llena de buenos sentimientos, pero también abundan los malos. ¿Quién no ha deseado alguna vez matar o golpear a alguien porque sintió que lo había herido de una forma imperdonable? La vida está plagada de buenos y malos sentimientos y todos ellos deberían formar parte de la poesía.

No somos perfectos y menos lo seremos si buscamos expiar nuestros errores a través del arte: somos traicioneros y torpes, y todo eso debe estar en nuestras páginas. Solo así podemos encontrarnos con nuestra propia humanidad.

Poesía y buenos sentimientos

Si retomamos la lectura de ciertos clásicos como François Villon o William Shakespeare podemos encontrarnos con versos plagados de violencia, ira y de las más viles e instintivas pasiones del espíritu humano. Entonces, la poesía era una herramienta para contar la realidad, no para maquillarla.

No obstante la poesía actual se encuentra frivolizada. Es como si a través de ella se intentara maquillar la esencia de la vida con metáforas y abstracciones que, si bien a veces pueden darle un tono subjetivo a la imagen o idea poética, en un uso abusivo pueden tergiversar el sentido de la lírica.

Recuperar la esencia de la poesía, hablar desde lo más humano que tenemos puede ser la mejor forma de trabajar por hacer de la poesía ese género necesario y vanguardista que tanto necesita el mundo.

Poesía y buenos sentimientos

Comentarios4

  • Juan Pablo Amador

    Querida Tes: Me pones a pensar siempre. Coincido contigo y siento que hoy en día la poesía esta inundada de interdisciplinariedad y costumbres vanguardistas que de modo tremendo le quitan la singularidad que le caracterizó en siglos pasados. Hoy es complicado comprometerse con el verso que te lleva a la mar y te regresa en una hoja en el viento hasta tu ventana.
    Sin embargo, es tan bella la poesía, más no solo la que habla de amor. También la que te lleva al trabajo y te acompaña en el refugio de la soledad.
    Gracias Tes, como siempre por tus maravillosas enseñanzas.
    Un enorme abrazo.
    Juan Pablo A.

  • Rapsodico

    A mi parecer, la poesía goza en la actualidad de una gran salud. Incluso me atrevería a decir que los poetas van perdiendo el miedo a expresar sus miserias. Miserias que son humanas como bien expresas en tu artículo, Tes.
    Sin embargo, creo que arrastra dos problemas. El primero, es la tradición de valorar aquello que no se entiende por parte de los "eruditos", y el segundo, la poca importancia que tiene en los planes educativos de los más jóvenes. Ambas nos llevan a ese poquito público interesado en ella.
    Un abrazo.

  • Edna Diaz

    Un hermoso artículo sobre la poesía y es cierto lo que dice Tes la poesía es balsámica y nos brinda el espacio que necesita el alma humana para manifestar su ser interior. Excelente forma de escribir.

  • Poemas de Camilo

    "¿Qué es poesía?", dices mientras clavas
    en mi pupila tu pupila azul.
    "¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
    Poesía... eres tú."
    El bello y dulce romanticismo de Bécquer.
    ¿Se puede equiparar la poesia moderna con la de los clásicos?
    Estoy de acuerdo en lo referente al uso abusivo de metáforas, que algunos remarcan en exceso.
    Entré en este foro con el ánimo de mejorar mis formas poéticas, pero veo que no es posible, porque aqui con decir que bellas letras, algunas ni siquiera leídas, por su excesiva amplitud, con los saluditos queda todo comentado.
    Le invito a que se critiquen mis poemas con el máximo rigor, porque comprendo es la mejor forma para poner el remedio en el aprendizaje.
    Poemas de Camilo



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.