Variedad de homenajes para Alí Chumacero

Mucho se habla por estos días de Alí Chumacero, el poeta que nació el 9 de julio de 1918 en Nayarit y que reside desde 1937 en la ciudad de México. Es que, con motivo de su cumpleaños número noventa, el escritor se ha convertido en objeto de una gran cantidad de homenajes que se extenderán hasta fin de año y tendrán lugar en diversas partes del mundo.

Alí ChumaceroEn este sentido, por ejemplo, ya se ha agasajado a Chumacero en una librería mexicana a través de la lectura de gran parte de su obra poética, con el libro “Alas de Centella” del escritor Jorge Asbun Bojalil (donde se pueden apreciar cuarenta discursos pertenecientes al homenajeado), con una ceremonia en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México y hasta con folletos conmemorativos y una colección de postales.

Claro que las iniciativas en honor al poeta no terminan allí. Según trascendió, durante la próxima semana Alí Chumacero será nombrado Hijo Distinguido de Nayarit, recibirá una medalla conmemorativa y se convertirá en el protagonista de una exposición fotográfica que se ha denominado “Álbum familiar de Alí”. Por otra parte, la Lotería Nacional mexicana ha emitido un billete en su honor y la editorial Pre-Textos ha anunciado la publicación en España de una antología de su obra poética.

A propósito del cumpleaños de Chumacero, el poeta argentino Juan Gelman le deseó a su colega y amigo “no la inmortalidad porque sería castigarlo, pero sí que pueda cumplir su promesa de morir a los 500 años apuñalado por un marido celoso”, tal como reproduce La Jornada.

Consciente de la admiración y el respeto que ha logrado a través de su obra, el autor no dudó a la hora de afirmar ante los medios que su figura es “inmortal” y se definió como un “obrero que ha trabajado en los libros y que ha sabido hacerlo”. Respecto a la vitalidad que aún conserva a pesar de su avanzada edad, Chumacero ha expresado ante Exonline que para él el mundo no ha sido “sólo de 90 años”, ya que considera que ha conseguido vivir “tres minutos cada minuto” sin dejar nunca de gozar de la vida.

Comentarios1

  • Rafael Mérida Cruz-Lascano

    Alí Chumacero, dice:
    El peor enemigo del escritor es el ego, ¿cómo lo mantiene a raya, siquiera lo mantiene?
    En cuanto un escritor logra que su trabajo sea reconocido empieza a creer que es ya dueño del mundo. Piensa que a su lado Napoleón es pequeño y cree que se va a tragar la historia. Y no, la pedantería es siempre, ha sido y será una muestra de tontera, de estupidez.
    La pedantería no ayuda absolutamente a nada sino a hacer antipático al pedante y no agrega sabiduría. No agrega sapiencia a aquél que la ejerce. Yo aconsejo a los jóvenes que hagan a un lado la pedantería. Que sigan viviendo, es decir, en contacto con la realidad, independientemente que sean buenos o malos escritores, dedicados o eventuales escritores, o que se dediquen o no a la literatura.
    Palabras de Ali Chumacero.-



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.