Madrid regala libros en varios hospitales

Aquellos que, alguna vez, tuvieron que enfrentar una internación o visitar a algún familiar enfermo, sabrán mejor que nadie lo feo que es estar en esa situación. Si ya de por sí a nadie le gusta padecer enfermedades, peor aún resulta la idea de tener que permanecer más de un día en un centro hospitalario por algún problema de salud.

Sin embargo, hay que decir que, gracias al Ministerio de Cultura de Madrid, es posible soportar de una manera menos traumática la estadía en los hospitales. Según informa EcoDiario.es, este organismo ha puesto en marcha, dentro del «Plan de Fomento de la Lectura», una iniciativa que forma parte de «Leer es salud», un programa coordinado por la Asociación de Educación para la Salud (Adeps) y respaldado por la Obra Social Caja Madrid, la Asociación Española de Lectura y Escritura y las universidades Complutense y Carlos III.

En este contexto, cabe destacar que, para lograr que los enfermos y su entorno tengan acceso a los libros durante el tiempo que dure la internación, el Ministerio ha donado alrededor de cuatro mil libros a doce instituciones hospitalarias de la comunidad madrileña que están incluídas en la Red de Bibliotecas para Pacientes.

Esta red, informa EcoDiario, no sólo está disponible para las personas hospitalizadas, sino también para sus familiares, para el personal sanitario y hasta para aquellos que tratan sus dolencias de forma domiciliaria o en el Hospital de Día.

De esta forma, el Ministerio de Cultura (ente que colabora con Adeps desde 2004 a través de la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas) no sólo ofrece a los enfermos la posibilidad de escapar, al menos por un rato, de sus realidades por medio de diversas obras literarias, sino que también aprovecha ese ámbito para fomentar la lectura, un hábito saludable que debería adquirirse desde la infancia.

Comentarios1

  • Manuela Ofelia

    "Un Libro es un amigo que te espera"
    Lo he leído desde pequeña. Un amigo en todo momento.
    Un amigo que te espera ... no importa el lugar, tiempo que tardes,
    sólo espera que lo abras para arroparte desde las primeras páginas.
    Él guardará el secreto de penas y alegrías que te produzcan
    la necesidad de contarle.
    Quién te ofrece la oportunidad de leer un Libro en soledad y angustia, lo sabe.
    ¡Qué no falten nunca y qué siempre nos acompañen!



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.