Ana Frank, con estatua en Buenos Aires

Vivió apenas 15 años pero le alcanzaron para convertirse en un símbolo de los derechos humanos y en un recuerdo permanente de las atrocidades del nazismo. Gracias al diario que escribió mientras se ocultaba junto a su familia de la persecución nazi, Ana Frank quedó en la historia de la Humanidad.

Ana FrankMañana, en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, será inaugurada una estatua de su figura en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). El monumento estará ubicado en la Plaza Reina de Holanda, muy cerca del Puente de la Mujer en el barrio de Puerto Madero.

Se trata de una réplica de la estatua que se halla enfrente de la casa de los Frank en Ámsterdam (Países Bajos), donde trataron de esconderse de los nazis. La reproducción de la obra fue realizada por Jet Schepp, una artista holandesa.

El homenaje fue impulsado por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, la embajada holandesa en Argentina y el Centro Ana Frank Argentina. Schepp participará de la inauguración de la estatua, acompañada por el rabino Awraham Soetendorp, quien conoció al padre de Ana (Otto Frank).

Cuando los Frank fueron capturados por la Gestapo, Miep Gies (quien ayudaba a la familia en el escondite) logró rescatar el diario de Ana. Los textos de la adolescente judía se convirtieron en un libro traducido a unos ochenta idiomas que vendió cerca de treinta millones de ejemplares.

Para Soetendorp, el diario le brindó a Otto Frank un “propósito para sobrevivir”, según recoge Clarín. Cabe recordar que Otto logró salir con vida del campo de concentración y se dedicó a difundir el libro.

La presentación de la estatua de Ana Frank en Buenos Aires tendrá lugar mañana (miércoles 10 de diciembre) a las 11 de la mañana en la plaza ubicada en Carola Lorenzini y Pierina Dealessi, frente al Dique 3 de Puerto Madero, tal como detalla Radio Jai. Un nuevo homenaje que renueva el compromiso para que la Historia no vuelva a repetirse.

Links relacionados:

http://literariacritica.wordpress.com/2013/10/20/el-diario-de-anna-frank/

http://rocioavi.wordpress.com/literatura/ana-frank/

Comentarios1

  • Raoul Shade

    Una estatua a una víctima del Holocausto y el total olvido para Hélène Berr, quien sacrificó su vida para quedarse con los huérfanos judíos en Paris. Hélène tuvo la elección: irse o quedarse. Además, Anna Frank no vio absolutamente nada, porque estaba encerrada en un cuarto, por lo tanto su diario no aporta nada al conocimiento del Holocausto judío. Mientras que Hélène vio absolutamente todos los horrores que cometieron los franceses.
    Para que no vuelva a repetirse, primero hay que saber exactamente lo que pasó y no culpar solamente a los alemanes. Las películas no nos esclarecen el túnel de los horrores. Hay que profundizar, pero la gente prefiere leer cosas light, como el Diario de Anna Frank, para no tener que pensar demasiado y no sentirse culpable. Lo más fácil es echarle la culpa a los alemanes y no ver las atrocidades cometidas por los franceses, croatas, rumanos, ucranianos, lituanos, entre otros. Que yo sepa, los únicos escritores que denunciaron la culpabilidad total de Francia fueron J. P. Sarte en su profunda análisis “Réflexions sur la question juive” y Patrick Modiano en sus novelas reveladoras.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.