Buenos Aires, Barcelona y Castilla La Mancha se unen por la literatura

La Casa de Letras de Buenos Aires, el Ateneo de Barcelona y la escuela de escritura Alonso Quijano de Castilla La Mancha se han hermanado para promover el intercambio cultural. El acto se realizó en el Casal de Catalunya de la ciudad de Buenos Aires, donde participaron unos cincuenta profesores y alumnos de las tres instituciones.

Casa de Letras de Buenos AiresEl acuerdo facilitará la organización de concursos, ediciones conjuntas, becas y auspicios desde gobiernos y otras asociaciones. Hasta el martes próximo, las instituciones compartirán actividades como cursos de escritura y visitas por Buenos Aires.

Carlos Lutteral, director de Casa de Letras, expresó su deseo de que estos lazos ayuden a mejorar la calidad de las escuelas involucradas. Por su parte, el codirector de la Escuela de Escritura del Ateneo de Barcelona, Pau Pérez, calificó el acuerdo como «histórico» ya que «es la primera vez que escuelas de uno y otro lado del Atlántico deciden hermanarse».

La Casa de Letras de Buenos Aires, institución que recibió en su ciudad a las otras dos participantes, es una organización educativa dedicada a enseñar y desarrollar todos los aspectos de la lectura, la escritura y la narración oral. En su equipo de docentes y asesores se encuentran escritores reconocidos como Vicente Battista, Leopoldo Brizuela, Marcelo Cohen y Silvia Hopenhayn.

La literatura española y latinoamericana comparten raíces y una esencia en común. Esa rica historia compartida, donde los clásicos hispánicos son fuente ineludible, también se traslada al presente. Son muchos los autores latinoamericanos que viven y trabajan en Europa. También son numerosos los escritores españoles que colaboran con medios y publicaciones de América Latina. La hermandad que han suscrito estas tres instituciones culturales es una excelente oportunidad para llevar los lazos al ámbito de la formación y desde allí, fomentar nuevas obras y creaciones.

Un buen ejemplo de paz y comunión internacional, en tiempos de guerras, terrorismo y endurecimiento de leyes inmigratorias. Una vez más la cultura al servicio del entendimiento de las naciones, aún desde lo «pequeño» de la acción. La interacción positiva entre gente de distintos orígenes y realidades, cada uno con sus especificidades y valores individuales, no es otra cosa que el motor del progreso.

Comentarios1

  • cynthialiteraria

    muy buen blog, me gustó en verdad. Me servirá para mantenrm al tanto del quehacer literario

    lo agregaré a mis links!!!



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.