Una misma noche, de Leopoldo Brizuela

El último Premio Alfaguara de Novela ha sido para Leopoldo Brizuela por su obra «Una misma noche». En este artículo les contaré un poco sobre este libro y del autor.

Premio Alfaguara de novela

La obra de Brizuela comienza con una intensidad asombrosa. Sinceramente, pensaba que comenzaría a leer y lo dejaría, porque imaginaba que sería una obra más de misterio donde se mezclan los resabios de la represión con el misterioso accionar de la policía en el presente, pero Brizuela me ha sorprendido poderosamente para bien. Desde la primera página, conseguís involucrarte en la historia y descubrís que detrás de cada palabra hay un misterio que debe ser revelado.

Con una prosa muy cuidada y una asombrosa capacidad para detallar situaciones y espacios sin ahondar en adjetivos banales, Brizuela ofrece una historia contundente y, a partir de un hecho presente, consigue mostrar una etapa de la historia de una forma nueva, para nada redundante.

Leonardo Bazán, el protagonista y narrador, regresa a su casa una madrugada del año 2010 y es testigo involuntario de un asalto misterioso a casa de su vecina. El mismo, es llevado a cabo por parte de una banda organizada y hasta parece tener alguna conexión con la Policía, puesto que Leonardo ve un coche patrullero de la Policía Científica estacionado enfrente de su casa.

Este hecho despierta un recuerdo en el joven, un hecho ocurrido unos treinta años antes, en ese mismo barrio. Un suceso con características similares que lo perturba rotundamente. Muchas similitudes: el mismo barrio, la misma casa, la presencia de la policía… Leonardo comprende que la única forma de desentrañar la verdad y salvarse es escribir sobre ese hecho, y se dispone a hacerlo. Dice que es:

El Jurado del premio, presidido por Rosa Montero expresó que la novela fue escogida por tratarse de un thriller existencial, que perturba e hipnotiza.

Noches similares

La historia no es absolutamente ficticia, hay hechos similares entre la novela y la historia de Leopoldo.

Una noche cuando tenía 12 años, mientras se encontraba tocando el piano golpearon la puerta. Corría el año 1976 en los comienzos de la dictadura militar. Cuatro hombres armados entraron en la casa, dijeron que estaban buscando a una vecina y que como su casa se hallaba cerrada por delante, entrarían por el fondo por lo que necesitaban que les abrieran: su madre fue llevada a la cocina, uno de los hombres se quedó con ella; el padre debió acompañar a dos de ellos al fondo de la casa, desde el patio trasero pasarían a la casa de la vecina; y el niño se quedó sentado al piano, y continuó con su práctica.

Leopoldo cuenta que cuando de adulto comprendió cuál había sido su reacción frente a este suceso se sorprendió porque pudiera continuar con tanta tranquilidad su práctica, cuando en realidad aquel era un hecho atroz. ¿Podrá tener que ver con esa inocencia y la falta de información en la que hemos vivido inmersos muchos niños?

El autor asegura que lo que lo motivó a comenzar esta obra fue la existencia de la memoria, una herramienta imprescindible para unificar el pasado con el presente, para comprender la realidad y hacer con ella o de ella aquello que mejor nos haga. A través de la obra intentó comprender mejor el recuerdo para lograr reescribirlo. Dice:

La literatura en Leopoldo Brizuela

La literatura rozó la vida de Leopoldo cuando tenía pocos años de edad, con tan sólo catorce años publicó sus primeros cuentos en una revista argentina y comprendió que definitivamente quería dedicarse a eso para siempre. La escritura posiblemente fue su refugio, el espacio donde se sintió seguro y capaz de exteriorizar su existencia.

Leopoldo Brizuela nació en La Plata en 1963 y es un hombre polifacético, amante de la literatura y de la música y que divide su vida en ambas pasiones, trabajando de periodista, escritor, traductor y cantante.

Como traductor ha traducido al español a importantes autores de habla inglesa, como Henry James, Flannery O»Connor, y Eudora Welty; como periodista colabora en importantes medios y como escritor, además de publicar varias obras imparte clases y talleres de escritura, algunos de ellos en la cárcel de mujeres de Olmos y en la Asociación de Madres de Plaza de Mayo.

Entre sus obras podemos mencionar «Tejiendo agua», «El placer de la cautiva» y «Los que llegamos más lejos». Además ha escrito ensayos sobre escritura tales como «Instrucciones secretas», «Cómo se escribe una novela» y «Cómo se escribe un cuento».

Les dejo el vídeo de la entrega del premio, donde Leopoldo nos cuenta un poco más sobre «Una misma noche» y los miembros del jurado nos dicen las razones por las que han escogido a este escritor argentino para entregarle el premio. Espero que al igual que he hecho yo, vayan en busca de este extraordinario escritor. Una novela para pasar un hermoso fin de semana en compañía de la lectura ;-).

Comentarios1

  • Lena

    Felicidades al ganador y que la felicidad le sonría siempre.
    Gracias Téxil, por compartir el triunfo del escritor que acaba de recibir el premio a su trabajo y dedicación.
    Saludos
    Lena



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.