Book trailers, una nueva forma de promocionar la literatura

Los book trailers se han convertido en el último tiempo en la nueva forma de comercializar la literatura, de conseguir lectores. Una práctica implementada principalmente en Estados Unidos, pero que se ha disperso por todo el mundo y se está poniendo muy de moda en varios continentes, especialmente en Europa y América.

Consisten en pequeños cortes multimedia desarrollados para vender más ejemplares, son similares a los que se hacen para las películas, pero sobre novelas y otros tipos de textos literarios.

Puntos fuertes de un book trailer

Un book trailer busca vender la obra que promociona, por eso debe contar con determinados elementos para conseguirlo: debe ser atractivo, corto, conciso e intrigante. La idea es, decir mucho en poco tiempo, con imágenes atractivas y mensajes concisos que logren captar al que observa, y le dejen el sabor que te deja el tráiler de una buena peli, el deseo de leer la obra, de devorarla.

Como hoy en día conseguir vender un libro se ha convertido para las editoriales en una verdadera odisea, han probado nuevas técnicas, más adaptadas a las nuevas tecnologías, a los intereses modernos, intentando captar un nuevo público de lectores. Básicamente a través de un book trailer la editorial busca «Convertir la historia en una pequeña película que enganche al lector».

Avances de libros

Basándose en la forma en la que las productoras de cine promocionan sus películas, las editoriales comenzaron a desarrollar tráilers de forma audiovisual para difundir los nuevos títulos. En Estados Unidos, ya llevan un tiempo utilizando este método de promoción, y ahora están teniendo gran auge en el resto del mundo, consiguiendo ocupar un importante espacio en redes sociales como Youtube, por ejemplo.

Los book trailers son videos cortos que muestran los puntos fundamentales de la obra e intentan captar la intriga de quien los ve, creando la necesidad de ir corriendo a buscarlo en la librería.

La idea surgió en Estados Unidos y cautivó enseguida a los europeos, consiguiendo consolidarse a través de las redes sociales, el medio perfecto para que el video se expanda y el libro consiga una mayor popularidad. Al día de hoy ya es una herramienta común en marketing editorial.

Una de las editoriales de lengua hispana más grande, el Grupo Santillana, se ha adherido a esta nueva forma de promoción y ha lanzado el book trailer de «Betibú», el nuevo libro de Claudia Piñeiro; por otro lado, Alfaguara hizo lo mismo con la obra «Caballos de Fuego», de Florencia Bonelli.

El auge de las nuevas tecnologías

El mercado editorial, debido a los modernas posibilidades que ofrecen los lectores digitales, ha debido ampliarse brindando nuevos servicios a los clientes. Random House Mondadori, en su sede en Argentina, ha presentado recientemente un conjunto de canales en redes sociales con tráilers de los títulos que estarán próximamente a la venta, entre los que se encuentran, las nuevas creaciones de Marcos Aguinis y Daniel Balmaceda.

En España, la editorial Tusquets, se ha sumado a la tendencia e importa aquellos book trailers de las obras que se lanzan en este país.

Una de las preguntas que los lectores se hacen es ¿para qué necesitamos una versión audiovisual de un producto que no es audiovisual? porque al ver el tráiler sabemos que no compraremos exactamente eso que vemos, como sí ocurre con las películas. La respuesta es simple y, puede convencernos o no, pero es la realidad que debemos asumir.

La idea de realizar los book trailers está ligada íntimamente al auge de los smartphones y lectores digitales en todo el mundo, la mayoría de las personas aficionadas a estas tecnologías pertenecen a círculos diferentes de los lectores de toda la vida, son personas más aferradas a lo que entra por los ojos, que están muy familiarizados con las redes sociales y llevan vidas menos calmadas que los apasionados de los libros de toda la vida. Mientras nosotros queremos sentarnos en un amplio sofá junto a una chimenea que despida olor a humo, escuchando el ruido de la lluvia al caer sobre el techo de casa, y leyendo una buena novela (cuanto más gruesa mejor), esas personas quieren estar siempre conectadas y realizando más de una función a la vez.

Para estos nuevos lectores están hecho los tráilers de libros, porque ellos no desean perder tiempo en leer la contratapa de un libro, quieren verlo, que se lo digan, para ver si vale la pena o no dedicarle tiempo a la obra… Las editoriales quieren captar esos nuevos lectores, porque de ellos depende la estabilidad del mercado, para aumentar la cantidad de ventas y la popularidad de la obra.

Es un tema ya hablado y discutido en varias ocasiones el hecho de que el hábito de la lectura está cambiando, que con la presencia de las tecnologías emergentes, la manera en la que los lectores se acercan a sus autores favoritos ha cambiado, y los book trailers son una prueba más de ello.

Modernizando el mercado editorial

El negocio editorial parece ser el que más tarda en acomodarse a las nuevas tecnologías, quizás porque aún existen apasionados por las letras de verdad, que quieren sentir el aroma de los libros, que no soportan la idea de dar vuelta las páginas de una forma virtual. Sin embargo, las editoriales ya no pueden resistirse más, necesitan captar nuevos lectores, necesitan vender obras, así que adaptando los book trailers como una forma de promoción intentan conseguir este objetivo.

Existen varios tipos de book trailers que van desde simples clip con fotografías y fotos promocionando las obras, hasta fantásticas presentaciones tipo Holliwood, donde se venden los best sellers. Cabe destacar, que esta forma de hacer publicidad también tiene su propios premios, los «Teen Book Video Awards», patrocinados por Random House y Booksellers, donde se escogen los mejores videos de libros y los peores.

A veces pareciera que le tuviéramos miedo al silencio, a la soledad, al sólo contacto con nuestros libros, y no lo entiendo mucho pues, ¡es tan gratificante enfrascarse en la lectura y olvidarse por un momento del mundo! Pero bueno, el modernismo nos pide que exijamos más información antes de volcarnos a la lectura y además, entre las condiciones está la de que los libros puedan leerse desde un aparato, en lo posible que pueda conectarse a internet, pues debemos estar conectados constantemente, para actualizar nuestras redes sociales y mantenernos en contacto con el resto del mundo… y, para bien o para mal, las editoriales deben adaptarse a las exigencias de los nuevos tiempos, de las nuevas generaciones.

Comentarios1

  • Sammantha

    Un libro es mejor que una película siempre, así que cuanto llama este tipo de idea



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.