«Temporada alta», de Nadal Suau —Editorial Sloper—

En «Temporada alta», Nadal Suau (Sloper) nos invita a reflexionar sobre la metamorfosis que viven las ciudades al ser absorbidas por el capitalismo. Lo narra desde el paisaje de Palma de Mallorca, pero vale para cualquier ciudad de Europa.

Que el turismo es un líquido viscoso que va invadiendo el espíritu y los colores de las ciudades para transformarlas en sitios artificiales es una verdad que incluso los más necios ya no pueden negar. La gentrificación y la reconversión de los cascos urbanos en espacios artificiales y planos nos pone a los ciudadanos contra un paredón angustiante que va desplazando la ilusión siempre hacia el futuro. Pero el futuro es (y será) imposible sin un presente verdadero. Si la ciudad es algo que nace todo el tiempo, podríamos decir que una buena responsabilidad ciudadana y humana podría sacarnos del agujero. Reflexiones como ésta nos asaltan cuando leemos «Temporada alta», de Nadal Suau (Sloper). Un libro fascinante en forma y contenido, que nos interpela e ilumina. Que no se lo pierda ni dios.

 

Lo que rodea a la ciudad

Lo que distingue a un buen ensayo es su forma. El pensamiento necesita de un cierto orden, para ir avanzando lentamente hacia las respuestas o hacia mejores preguntas. En «Temporada alta» tenemos un ensayo muy bien planteado, que parte de una inquietud precisa: ¿qué hace que una ciudad (que mi ciudad dirá Nadal Suau) sea única y qué importancia tienen en esa identidad los lazos humanos tejidos entre sus ciudadanos? Pero para poder siquiera atisbar una respuesta, tendríamos que definir qué es una ciudad. Y como buen ensayo, éste va mostrándonos un mapa de inquietudes que se bifurcan y retroalimentan, donde la perspectiva lo es todo y plantea sus propias dificultades: ¿Desde qué lugar debe definirse una ciudad; desde la mirada extranjera o desde la de sus residentes?

Nadal Suau nos ofrece una definición exquisita. Una ciudad es un sitio que siempre está naciendo, y cuya metamorfosis responde a las expectativas de un sistema, cuya base de control siempre está lejos de los ciudadanos. Así, una ciudad, Palma, Málaga, Barcelona (por nombrar algunas de las más gentrificadas de España), siempre es una construcción contradictoria: por un lado esa cara vendida al turista donde los ciudadanos son parte del paisaje, por la otra, los lazos internos, los caminos interiores, donde hay sangre, tristeza y pasión. En estas dos direcciones avanza el ensayo para componer una obra de arte sobre la vida humana, las relaciones de poder, las consecuencias del capitalismo, y las posibilidades de la literatura en todo lo que toca.

A medida que va desarrollando su idea de Palma, martillada por el auge del urbanismo y el abrasivo avance del capitalismo sobre la cultura y las sociedades, debe afrontar otra pregunta importante: ¿A quiénes pertenecen las ciudades? ¿Cuáles son las personas, las clases, las etnias, que tienen el poder de la verdad, que es la capacidad de definir con fidelidad lo que es nuestra ciudad?

Nadal Suau visita los barrios, observa a la gente, disfruta del aire y siente el peso y el paso de los años sobre la ciudad, a través de imágenes, de pérdidas, de reflexiones conectadas de forma directa con la historia de Palma. Se vuelve difícil definir algo cuando aquello que le da vida es tan heterogéneo. Se vuelve difícil decir «Palma es», cuando quienes la habitan no comparten un sólido pasado en común. Pero una ciudad es un tejido vivo, algo absolutamente heterogéneo y cambiante. Y quizá seguir esperando una identidad determinada es lo que vuelve difícil el desarrollo de nuevas miradas ciudadanas.

Es una pena no conocer Palma ni el abanico de nombres que han contribuido con la consolidación de la identidad de la ciudad. Pero parece que la conocemis cuando la recorremos de la mano de Nadal Suau, que nos ofrece algunos nombres, como el de Federico Climent, y lugares emblemáticos que han contribuido con el enriquecimiento cultural de la isla. Es fascinante la descripción de estos lugares y la luz que reflejan en la propia escritura de Nadal Suau.

El homenaje y lo literario

A través de las fotografías de familias extranjeras, un fotógrafo de Palma reconstruye parte de su historia y de la historia de su ciudad. Es muy interesante la reflexión que ofrece Nadal Suau sobre el registro de los cambios en el urbanismo y en la población, desde las fotografías que turistas tomaron al azar. Y es una idea que se extiende para reflexionar en el modo alucinante en que la fotografía se ha ido implicando como prueba contundente de la verdad, de la historia, como relato alternativo de lo que somos, y lo que fuimos.

Además del homenaje a los lugares este libro es atravesado por muchas lecturas, como ese maravillo ensayo de Andrea Valdés, «Distraídos venceremos» (Jekyll & Jill) que cuenta Nadal Suau que le sirvió como lámpara para entender lo subjetivo de la vida que narramos, así como también le descubrió maravillosas voces, como nos ha ocurrido a la mayoría de los que lo hemos leído.

El tono del libro también nos transmite una tradición literaria interesantísima. Desde una perspectiva feminista, Nadal Suau reflexiona, o nos tira puntas para que nosotros lo hagamos en torno al canon y a las imposiciones del sistema.

Nadal Suau utiliza un discurso que tiene mucho de periodístico pero que asombra por lo literario. La narración es sorprendente, cuidadísima y contundente. No hay nada de más. Si acaso, me habría gustado que los textos en catalán tuvieran su traducción correspondiente a pie de página; entiendo que no es bueno que a los lectores nos den todo servido, pero creo que podría ser de gran ayuda para quienes no manejamos el idioma.

¿Dónde buscar el futuro?

A simple vista, e imagino que muchos reducirán el libro de Nadal Suau a esto, «Temporada alta» trata acerca del turismo y de la absorción de los espacios comunes a núcleos de reclutamiento capitalista. Pero, si bien sobre este tema se extiende con maestría, de fondo estamos ante un ensayo que va mucho más allá de eso e intenta tocar las razones por las que surgen este tipo de tendencias, las razones por las que unos imponen y otros soportan, en definitiva, es un libro que puede permitirnos una interesante reflexión en torno a nuestra naturaleza. Para pensar nuestro siguiente paso.

«Temporada alta» es también un relato sobre el futuro, quizá sobre ese futuro que nunca llegamos a tocar con los dedos por esa manía humana de repetir con las piedras. Porque es en verdad un texto luminoso que nos invita a recorrer un camino distinto y a apropiarnos de las calles de nuestras ciudades, aunque no hayamos nacido en ellas. Y aquí viene lo mejor: hay esperanza en este libro y en la visión que Nadal Suau tiene sobre las ciudades.

Poner en práctica una nueva forma de relacionarnos, de mirar nuestras calles y de pensarnos como parte ineludible de los cambios sociales que se viven, es un buen punto de partida. Al que nos invita con valentía y acierto este libro. Y en ese sentido es un libro que trata más sobre el futuro que sobre el pasado, pero sin olvidar la tradición. Porque un buen ensayista también sabe que sin tradición, sin otros, no hay libro ni experiencia humana posible.

Por último, creo que también hay que leer este libro por lo que tiene de fábula. Porque no es un ensayo al uso sino un relato en el que conversan muchas voces distintas. Un detalle interesantísimo que me lleva a pensar que seguramente es la mejor representación formal que puede hacerse de una ciudad, desde la literatura.

«Temporada alta» es una ciudad viva que camina hacia nosotros con los brazos y las calles abiertas, para invitarnos a la rebeldía. Que la dejemos entrar ya es asunto nuestro, pero Nadal Suau ha cumplido. Nos ha puesto en bandeja una fábula que nos viene de maravilla para pensarnos en estos tiempos ruidosos que vivimos. Te invito a no perderte este libro maravilloso. Es más, te daré un consejo para animarte mejor sin desvelarte nada: «Lee «Temporada alta» y busca a los vikingos en el relato». Pronto sabrás a qué me refiero y por qué.


 
 

TEMPORADA ALTA
Nadal Suau
Editorial Sloper
978-84-17200-23-7
200 páginas
15,00 €



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.