III: Redacción de sinopsis y CV. [Consejos para enviar tu manuscrito a una editorial]

En este ciclo puedes encontrar ideas para enviar tu manuscrito a las editoriales de forma que te lean y llames su atención. Te invito a leer antes la introducción de este miniciclo, y aquí sobre la carta de presentación. Hoy te cuento algunos trucos para preparar la documentación que deberá acompañar tu manuscrito.


 
Antes de contactar con una editorial debes saber bien qué editorial te conviene y sobre todo, tener preparado el material que les harás llegar. Cuanto mejor sea tu presentación más posibilidades tendrás de que te publiquen. En el capítulo de hoy te daré algunos consejos en torno a la preparación de esos documentos que sirvan como introducción para que la editorial te conozca y apueste por tu libro.
 
 
 

Las tres E de una buena sinopsis

Aunque no hemos visto todavía cómo preparar el manuscrito (encontrarás esa información en el próximo capítulo) he decidido terminar primero con lo referido a la información aledaña a la obra; para que puedas tener a punto toda esta parte que es seguramente la más engorrosa y la que genera más dudas y conflictos internos, para pasar a pensar en el manuscrito una vez que tengas todo esto resuelto.

Preparar una buena sinopsis es fundamental si quieres que los editores lean con entusiasmo tu novela. Para ello nada mejor que tener en cuenta las tres E que componen un buen resumen y que pueden ayudarte a conseguir tu objetivo.

Extensión. Se llama sinopsis porque su objetivo es contar en pocas palabras de qué se trata la historia. En el caso de una sinopsis argumental para enviar a una editorial debes tratar de decirlo todo con poco. Quien te lea debe enterarse de qué va el manuscrito que le has hecho llegar para entender si encaja o no en su línea de trabajo, y decidir si va a dedicar el tiempo a leerte, o no. Pero es fundamental que busques hacerlo en pocas palabras, como mucho dos folios.

Estilo. La mejor sinopsis es aquella que aparenta una falta de estilo, sin que ello sea del todo cierto. La forma más idónea para este tipo de textos es un discurso limpio, sin ribetes, lo más sobrio posible; que cuente lo que necesitas sin distraer al lector, que sirva para conducir tu mensaje al editor sin demostrar lo bien que escribes, que para ello ya está el texto.

Enganche. Sin estilo y en la menor extensión posible debes conseguir que el editor se enganche. Para ello lo mejor es comenzar con una frase contundente, que levante sospechas y que se apoye en alguna de las inquietudes en la que has estado trabajando en tu texto. Conseguir que el editor se interese por tu manuscrito dependerá de lo bien que hayas resuelto esta E de la sinopsis.

Si consigues elaborar una buena sinopsis, tienes más posibilidades de que te presten atención; así que dedica tiempo y estrategia a este punto.

Qué información incluye un CV para una editorial

El otro documento que no debes olvidar es el que sirva como comprobación de tu trayectoria. Tu CV debes elaborarlo partiendo de tus intereses y dejando constancia de las disciplinas que hayas desarrollado y que se encuentren vinculadas al mundo del libro. Es decir, evita a hablar de cualquier actividad que no sea literaria, porque a los editores no les interesa lo que tú hagas fuera de este ámbito como tampoco les importa lo que hagas en tu vida privada. Lo que necesitan son datos para poder rastrear tu trayectoria como autora, a través de las referencias que tú les des. Así que céntrate en encarar tu CV desde tu vocación y experiencia como escritor.

Para desarrollar un buen CV de este tipo te recomiendo que dividas la información en cuatro partes, para que la lectura de ella sea sencilla. A continuación te doy un ejemplo de estructura que igual te sirve para elaborar tu propia hoja de vida.

Resumen. A modo de encabezamiento debes poner la información relacionada con tu oficio o profesión. Intenta ser escueta y clara para que quien tenga tu curriculum en la mano pueda enterarse de forma instantánea quién eres y a qué has dedicado todos estos años. Te dejo un ejemplo de resumen a continuación.

Experiencia Laboral. En este segundo punto debes colocar en orden cronológico todos los trabajos relacionados con la escritura que hayas realizado; sin importar si has cobrado dinero por ellos. Se trata de probar que tienes experiencia en el campo laboral al que deseas introducirte con este libro. Un ejemplo puede ser.

Formación. En este apartado debes dar información acerca de lo que has estudiado, tu especialización y los temas de interés sobre los que has desarrollado alguna formación. Te dejo algunos ejemplos, por si te sirven de ideas.

Habilidades Profesionales. Este apartado es muy importante; aquí podrás dar más información acerca de tus habilidades y podrás colaborar con una idea más específica de tus aptitudes en el campo literario. Sé clara y procura que tu autoestima no te juegue una mala pasada. Algunos ejemplos que pueden ayudarte.

Información Adicional. En esta última parte de tu CV debes incluir los premios, las becas o cualquier información que consideres relevante, y que puede interesar a los editores. Te dejo algunos ejemplos.

Recuerda que un buen CV debe ser breve y contener la información adecuada, precisa y organizada. Por eso, que no se te olvide este paso.

Una vez tengas esta documentación resuelta ya puedes pasar a preparar el manuscrito propiamente dicho, sobre lo que escribo en el capítulo próximo, ¡no te lo pierdas!



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.