Minna Canth, una obra para reivindicar la igualdad


Minna Canth es una escritora finlandesa cuya importancia no pasa desapercibida. El día de su nacimiento se celebra en Finlandia el día de la igualdad de sexos; y esto se debe a que no sólo escribió contra la rigidez mental sino que fue una abocada activista por reducir la brecha de diferencia entre hombres y mujeres. En un mundo dominado por hombres, Minna Canth consiguió que se la escuchara y se convirtió en una de las figuras de referencia para la literatura finlandesa en todo el mundo.
 
 
 

Minna Canth, contra la represión machista

Minna Canth nació el 19 de marzo de 1844 en Tampere, una ciudad ubicada a unos doscientos kilómetros de la capital del país. Desde pequeña tuvo que enfrentarse a las injusticias sociales porque provenía de una familia humilde y pudo comprobar que dependiendo del nivel económico de una familia las oportunidades eran diferentes… Esto fue seguramente una de las cosas que la llevó a convertirse en una férrea luchadora de los derechos de las mujeres y, sobre todo, de las mujeres trabajadoras.

Minna escribió desde pequeña e incluso pudo estudiar hasta los 19 años. Sin embargo, cuando se casó tuvo que abandonar los estudios porque era mal visto que una madre y esposa llevara una vida académica, puesto que se creía que no podían desarrollarse correctamente tales vocaciones con responsabilidad. Aquí comenzaron ( o continuaron) los problemas de Minna, que deseaba estudiar, aprender, escribir. Y tuvo que moverse muchísimo para conseguirlo, para lograr una transformación en una sociedad absolutamente resignada y anclada en el pasado y en unas normas morales y espirituales rígidas.

Su primera decisión fue colaborar con la revista Jyväskylä, donde publicó artículos en los que plasmaba su repudio por una sociedad así y dejó en evidencia si firme preocupación por modificar las reglas y otorgarles a las mujeres las mismas libertades que a los hombres. Sobre todo, en sus textos puso un especial énfasis en la importancia de que las mujeres pudieran acceder a una completa educación que les permitiera ser autónomas.

Minna Canth otorgó importancia en su obra a la situación de los trabajadores y se empeñó en modificar las raíces de una sociedad machista y estructurada. Esto le trajo muchos enemigos; pero ella parecía dispuesta a conseguir lo imposible.

Aunque no cosechó los resultados en vida, sus enseñanzas y su valor han sido un punto de referencia para las generaciones posteriores y con el correr de los años se ha ido convirtiendo en una de las figuras ineludibles de la literatura y la historia finlandesa. Tan es así que el día de su nacimiento es también el día de la bandera de Finlandia, y ha sido declarado el Día de la Lucha por la Igualdad.

Otra de las cosas que se le reconocen a Minna es el haber sido la primera mujer en escribir en un periódico finlandés; lo cual representó un primer paso que vendría seguido de tantas otras cosas revolucionarias que se propuso y, al menos, intentó en aquel país y en ese tiempo en el que la mujer vivía doblegada a los deseos de los hombres y a las decisiones de sus padres y esposos.

La obra de Minna Canth

Entre las cosas más destacables de su escritura cabría señalar la creación de personajes femeninos absolutamente creíbles, enmarcados en un contexto realista. Minna consiguió poner emociones y pensamientos que se salían de los planteados por el mundo de los escritores hombres; a través de su obra podemos descubrir una nueva forma de observar el mundo y la apropiación de los problemas de la mujer dentro del mundo de la literatura. No dudó en poner en palabras las limitaciones que el patriarcado imponía sobre el mundo de las mujeres.

Entre los géneros literarios que cultivó se encuentran el periodismo (publicó durante varios años artículos en periódicos), narrativa (publicó relatos y fue éste uno de sus géneros donde se sintió más libre y valiente) y el teatro (en sus obras de teatro exploró también las imposiciones del machismo sobre el mundo de las mujeres y sobre todo plasmó las injusticias de clase).

Sus obras más conocidas son “Sylvi”, “La mujer del trabajador” y “Anna Liisa”. En las tres encontramos historias de mujeres ahogadas por el sistema patriarcal que no les permite hacer uso de su tiempo, de su libertad, de su dinero y de su deseo. Minna trabaja de forma extraordinaria las sensaciones que atravesamos quienes hemos tenido que enfrentar en algún momento alguno de estos abusos.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.