III Los mejores cuentos de la Literatura Universal

III Los mejores cuentos de la Literatura Universal

Nuestro ciclo de Los mejores cuentos Universales ya ha tenido dos entregas. Hoy les traigo el tercer artículo sobre los mejores cuentos, donde aparecen tres cuentistas imprescindibles: Horacio Quiroga, Franz Kafka y Julio Ramón Ribeyro Zúñiga. ¡A seguir enriqueciéndonos con buenas lecturas mientras aprendemos!

Horacio Quiroga, de amor y de muerte

El almohadón de plumas” es uno de los relatos de Horacio Quiroga más exitosos. Cuando lo leí por primera vez me pareció ingenioso. Ahora cada tanto debo releerlo; es un buen punto de partida para aprender a trabajar muchos aspectos de la creación.

Es un texto escrito con maestría, donde se maneja el suspenso y se mantiene al lector al filo de la desesperación; viendo cómo Alicia va perdiendo lentamente la vida pero ignorando el por qué.

Un matrimonio joven recién casado comienza su vida marital en una casa enorme que, por los detalles que nos da el cuentista, podemos intuir pertenece a una familia adinerada:

Pero al poco tiempo la salud de la chica, Alicia, comienza a decaer. Pierde toda su energía y se vuelve una sombra. Algo extraño le ocurre pero no se desvela hasta el final de la historia.

III Los mejores cuentos de la Literatura Universal

Se encuentra escrito con un lenguaje claro pero sumamente colorido, y donde podemos encontrar algunos términos cultos, los que permiten comprender la condición social de sus protagonistas.

Hay mucha intriga en torno a la historia, en la que se destacan como temas centrales el amor y la muerte. Permite establecer una analogía entre la vida de la mayoría de los matrimonios donde la rutina de los días va separando lentamente a los esposos. Donde uno de ellos percibe cómo se va alejando del otro, cómo lo está perdiendo pero no es capaz de hacer nada por revertir aquella situación.

Una obra con muchos recovecos y a la que conviene releer para poder extraerle toda su sabia. Como siempre, Quiroga nos sorprende con su versatilidad y nos ofrece una historia llena de emociones y tristeza.

Franz Kafka y el arte de escribir

Franz Kafka es el segundo autor. Y el cuento escogido esta vez es Un artista del trapecio, otra más de sus genialidades. Lo que siempre me ha maravillado de este cuento es su capacidad para esconder lo esencial.

Contar un cuento es saber guardar un secreto” dice Andrés Neuman y en esto Kafka es uno de los mejores maestros.

III Los mejores cuentos de la Literatura Universal

La lectura nos permite meternos en la cabeza del trapecista, colgado de las alturas, analizando el mundo y su propia vida desde otra perspectiva.

Kafka narra los hechos con tan minuciosa labor que es imposible no VER lo que está sucediendo. El protagonista es una persona feliz que es admirada por todos, aunque nunca baja de las alturas, por lo que no tiene contacto con las personas.

En este caso la analogía podría establecerse con la escritura, o cualquier otro arte. El artista es una persona que se olvida de la realidad para enfrascarse en una tarea solitaria y profunda que lo llevará a ver esa realidad desde otra perspectiva. Recibirá en muchos casos muchos vítores y admiración de parte del público, pero jamás será uno de ellos ni podrá acercarse a los demás como pares.

Es feliz haciendo su labor, y viendo cómo sus esfuerzos dan los resultados que espera, sin embargo sentirá una lejana inquietud que lo llevará a plantearse cómo sería realmente el mundo si no lo mirara desde ahí. Y cómo sería él si no fuera un artista, sino uno más del montón.

Otro de los imprescindibles es Kafka, ¡qué duda cabe! De él se aprende no solo a escribir sino a vivir; porque detrás de sus cuentos se encuentra siempre la mejor enseñanza: que todo es relativo y que la vida según cómo se la mire puede verse de un color o de otro.

III Los mejores cuentos de la Literatura Universal

Julio Ramón Ribeyro, un corto final puede ser terrible

El último cuento escogido para hoy es “El banquete” de Julio Ramón Ribeyro. En él nos encontramos con la historia de Don Fernando Pasamano, quien con el objetivo de conseguir que lo escojan embajador decide dar una gran cena, con las comidas más exquisitas y en un lugar que sorprenda a los invitados.

Para eso, remodela toda su casa y contrata un servicio especial para que se encargue que no falte nada en este evento; y se gasta toda su fortuna con este fin.

A dicho acontecimiento acude el presidente, a quien Fernando solicita que lo tenga en cuenta para el puesto; el presidente acepta complacido. Sin embargo, sucederá algo que cambiará el rumbo de las cosas.

Lo más relevante de este cuento es cómo el autor en tan solo una línea da un giro a la situación y, lo que parecía sería un final reconfortante, termina siendo un sorprendente y aniquilador punto final.

Julio Ramón Ribeyro Zúñiga fue un escritor peruano que cultivó fundamentalmente el cuento y que es considerado uno de los grandes autores de este género en Latinoamérica. Formó parte de la Generación del 50, compartiendo época con otros grandes como Carlos Eduardo Zavaleta y Enrique Congrains Martin. Además, fue uno de los primeros cuentistas peruanos que le dio importancia a los aforismos como género literario.

Y hasta aquí llegamos por hoy. Espero encontrarlos nuevamente en una próxima entrega de los mejores cuentos de la literatura universal.

III Los mejores cuentos de la Literatura Universal



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.