El Londres victoriano y la espía Mary Quinn en las novelas juveniles de Y S Lee

En Singapur fue donde nació Y S Lee, una autora que, sin embargo, ha pasado el resto de su vida en Canadá, entre Vancouver y Toronto. De ella se podrían destacar un sinfín de señas de identidad, pero nosotros ahora nos vamos a centrar en la trilogía (La Agencia) que ha desarrollado teniendo como marco el Londres Victoriano y como protagonista a Mary Quinn.

En concreto, se trata de tres trabajos cargados de misterio, de intrigas y de secretos donde el ansia de poder también determinará las historias que se narran y que están dirigidas a un público infantil.

Mary Quinn, como decíamos anteriormente, es el personaje central de dichas narraciones y no es más que una niña huérfana que intenta sobrevivir como puede en la capital británica cometiendo todo tipo de delitos con tal de llevarse el pan a la boca. Esta circunstancia la llevará a la horca, sin embargo, cuando está a punto de morir una extraña organización la libera.

Pasarán los años y cuando cumpla diecisiete aquella agencia le ofrecerá el pasar a formar parte de la misma que se dedica a llevar a cabo la instrucción de mujeres para que pasen a ser espías y detectives al servicio de la reina Victoria.

El primer libro que nos acerca a las andanzas de esta joven no es otro que Una espía en casa. En el año 2009 fue cuando se publicó aquel que gira entorno a la misión que se le encomienda en mayo de 1858. En concreto este será su primer trabajo para la organización y consistirá en tener que hacerse pasar por la dama de compañía de la señorita Angélica Thorold, todo con el claro objetivo de poder sacar a la luz un asunto turbio de malversación de fondos y tráfico de diversas mercancías.

Un caso que llevará a que nuestra protagonista se vea envuelta en una complicada tela de araña que irremediablemente propiciará que vuelva a descubrir y recordar el aspecto más sórdido de la ciudad de Londres, aquel que conoció en el pasado y que ahora intenta olvidar.

Asesinatos, robos e intrigas palaciegas

El segundo relato que gira entorno a esta chica lleva por título Los crímenes del Big Ben (2011). En esta ocasión la historia transcurre en julio de 1859. Una fecha que está siendo especialmente trágica y horrenda para la sociedad de Londres pues está teniendo lugar una serie de extraños crímenes, el último de ellos el de un trabajador que cae desde el citado reloj de las Casas del Parlamento.

Este hecho traerá consigo que Mary Quinn tenga que desarrollar su papel de detective para descubrir qué está sucediendo y quién se esconde detrás de tan horripilantes crímenes. Lo que no espera es que aparezca ante ella alguien de su pasado trastocando su vida actual.

La trilogía escrita por Y S Lee se cierra con el libro titulado The Traitor and the Tunel, aún no traducido al castellano, que se ha publicado en el año 2012. Una narración en la que se cuenta como Mary se enfrenta a su caso más personal.

En primer lugar se verá en la necesidad de infiltrarse en el servicio doméstico de la reina pues en palacio existe un ladrón y la monarca quiere dar con él. La situación se complicará cuando además uno de los amigos del Príncipe de Gales sea asesinado en unas circunstancias un tanto desafortunadas y el responsable sea un chino que comparte el nombre con el padre desaparecido de nuestra protagonista.

Y todo ello sin olvidar que una empresa está reparando las alcantarillas bajo el palacio y resulta que existe un túnel que no está en los mapas y que podría ser utilizado por aquella con algún fin nada claro.



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.