La poesía de Raúl Zurita

La poesía de Raúl ZuritaA Raúl Zurita lo han invitado este año a la Feria del Libro de Madrid y yo me lo he perdido. Y como eso es imperdonable he pensado en escribir sobre él, que Canta a su amor desaparecido y que este año ha sacado (con la editorial Delirio) su obra completa que se titula «Zurita», un tomo extraordinario que se compone de versos absolutos que dejan constancia de la obra más importante y candente del poeta chileno.

En Alicante lo han hecho «Doctor Honoris Causa» de la Universidad, pero él parece estar más allá de eso, junto a la poesía, pide que no creamos que es desagradecido pero más que todos los abrazos prefiere un poema: la posibilidad de escribir uno o dos poemas que le hagan sentir satisfecho. Y sus poemas están llenos de dolor, de vacío, de un dios que no existe, de una vida que no podrá ser.

El divorcio de la palabra con el significado

Más combativo que nunca Zurita dice que la palabra está sufriendo por culpa de un lenguaje que se apoya en el capital y la publicidad y aplasta el significado de las cosas. Dice que el significado se ha divorciado de la palabra. Y veo las frases hechas del mercado que son agresivas con la vida, con lo que ocurre, con las cosas ciertas y no puedo evitar refugiarme en Zurita.

De la poesía de Raúl Zurita se ha escrito mucho. Tiene sus amantes y sus detractores. Lo que recién ahora se comenta es su grado de experimentación y pienso que es (y siempre lo ha sido) su mayor fortaleza. Es un poeta que ha sabido experimentar con las formas y con las palabras hasta conseguir la fundición de imagen y lenguaje, aportando un buen material no sólo para la poesía tradicional (si así pudiera diferenciarse a aquella que ha nacido para mostrarse en un libro) sino también para la poesía experimental.

Algunos se animan a acercar esta faceta más experimental de Raúl con el «land art». Por mi parte, lo veo más cerca de la poesía arquetípica vinculada a los movimientos aborígenes; a un estilo de acercarse al lenguaje más propio de los pueblos autóctonos que de las imposiciones de las culturas predominantes, de hecho, toda su obra es una resistencia a la pérdida de la identidad y la elección de un lenguaje coloquial lleno de mugre es la prueba más evidente de ello.

La poesía de Raúl Zurita

El Zurita que no desaparece

«Zurita» es un libro desgarrador que reúne la poesía que Raúl publicó para contar el golpe de Estado de Pinochet y los estragos de la dictadura en el pueblo chileno. No, no en el pueblo, en las personas: en un hombre que es secuestrado, al que separan de su amada, al que torturan. Un hombre que se pregunta.

Este libro es un hallazgo que podemos tener en España gracias a Fabio de la Flor y la Editorial Delirio, y un documento ineludible del potencial de la obra de este poeta ineludible de la contracultura latinoamericana. A propósito de ese libro impresionante, dice Zurita:


La poesía de Raúl Zurita

La poesía como resistencia

Vocación de extremo eso es lo que tiene Zurita que afirma que hay que ser capaz de acercarse a las zonas oscuras, que eso es lo fundamental que nos exige el arte.

Saber hallar el equilibrio entre poder matar a un hombre y ser consciente de que si lo haces eres un repugnante asesino; en ese borde reside la resistencia del artista. Y ahí se halla el propio Raúl. Y podrían confirmar esta mirada muchos de sus versos. Me quedo con éstos:

¡Hay que leerlo más, qué duda cabe!

La poesía de Raúl Zurita

Comentarios2

  • Rapsodico

    Cada día me asombro más de mi ignorancia o gran desconocimiento de grandes escritores o poetas como es el caso de Raúl Zurita. No he leído nada de él y por lo que te leo ha sido una gran equivocación que intentaré subsanar. Un abrazo, Tes.

  • Pupi Baron

    Tanto es el dolor de esa época cruda. Que sigue sangrando en hechos de hoy día.
    Cuanta ternura haría falta para borrar tanta amargura.



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.