La poesía de Diane di Prima

 
 

Ayer me enteré de que Diane di Prima ha fallecido. Cuánta rabia da que esto haya sucedido hace ya cinco días y que no nos hayamos enterado, que la noticia no haya invadido los medios como otros decesos similares. Di Prima es una de las poetas que mejor supo dibujar la situación de la mujer, desde el silencio de su obra trazó su propio espacio en la literatura, al ser despojada de su grandeza por ocuparse de temas incómodos. Va este minimísimo homenaje a esta gran poeta con breves fragmentos de su obra, traducidos por Diana Bellesi.
 
 

Diane di Prima

La contundencia de la obra de Diane di Prima te cala los huesos. Supongo que es imposible pasarla por alto una vez que has leído un fragmento o un poema suyo quieres zambullirte en lo hondo de su obra. Pero como su poesía no goza de gran visibilidad, muchos ni siquiera la conocen. La suya es una poesía totalmente potente, que te transforma para siempre.

Diane di Prima nació en Brooklyn el 6 de agosto de 1934 y hasta hace unos días era una de las pocas voces que nos quedaban de la Generación Beat. Falleció el domingo pasado, 25 de octubre. Aparentemente, llevaba luchando desde hacía mucho tiempo con el Mal de Parkinson; tanto su enfermedad como su fallecimiento han sucedido en el más absoluto silencio. Sin duda se nos ha ido una importantísima voz de nuestro tiempo, por lo que.

A Diane di Prima la unió durante mucho tiempo una amistad con otra poeta fascinante, Audre Lorde. Juntas compartieron su pasión por la palabra como espacio de combate; aunque desde lugares distintos.

Di Prima ha trabajado con una poética feminista, donde el cuerpo y aquello que lo aleja de nosotras, el sistema, fueron elementos fundamentales. Pero una de las cosas que más interesan de su obra es su interés por ver la vida como un todo, y donde entramos nosotros entra también el planeta. Su preocupación por nombrar aquello que incomoda al sistema la convierte en una de las poetas más audaces e ineludibles de su generación.

Entre las cualidades de su obra que toda lectora ha sabido mencionar se destaca el uso de un lenguaje donde el cuerpo, el deseo y la mirada femenina permiten la exploración de temas poco comunes: como la discriminación, la violencia en las relaciones y la memoria ancestral.

Memorias de una Beatnik

Di Prima formó parte del grupo de artistas vinculados al movimiento Beat; de hecho, es la autora de uno de los libros que nos permitió conocer mejor a estos personajes, «Memorias de una Beatnik». Lamentablemente, incluso al día de hoy se sigue hablando de este movimiento para nombrar a los hombres, como si todo lo hubieran levantado y sostenido ellos. Las mujeres que formaron parte de este movimiento casi no aparecen cuando se trata de hablar de todo lo que se gestó y cómo en aquel tiempo. Junto al nombre de Jack Kerouac siempre aparece Allen Ginsberg.

Tuvimos que esperar mucho para ver la poesía de las Beatneaks. En 2015 La compiló Annalisa Marí Pegrum trabajó en una antología de las mujeres olvidadas: «Beat Attitude: Antología de mujeres poetas de la generación beat», en el que aparecen junto a Diane di Prima, Elise Cowen, Anne Waldman, Denise Levertov Ruth Weiss, entre otras.

Y fue este libro para muchas lectoras, y me incluyo en este grupo, la gran oportunidad de conocer la obra de Diane y de descubrir a una serie de autoras potentes y casi invisibles; resulta difícil comprender por qué siendo un movimiento que tuvo tanto empuje a nivel internacional tuvimos que esperar tanto para volver a algunas de sus referentes fundamentales. Sea como sea, pienso que puede ser un buen comienzo para aquel que desee conocer la obra de Di Prima y contextualizarla, leyendo a otras mujeres de su generación. Diane se nos ha ido pero nos queda su poesía, ramificándose, superando el olvido al que el sistema ha querido condenarla. No lo permitamos.



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.