John Irving al desnudo

John Irving al desnudo

John Irving es uno de los autores más atrevidos y necesarios de la literatura actual americana.

Un hombre que no tiene miedo de decir lo que piensa frente a quien sea.

Un librepensador que construye un universo en el que todos tenemos cabida; que lucha por un mundo en el que la libertad sea un hecho y se revela contra los hermetismos de autores como Hemingway.

En este artículo hablaremos sobre él y su última obra que ya está en el mercado y que pinta maravillosa.

La nueva obra de Irving

«Personas como yo» es el título de la última novela de Irving. La cual, presenta la historia de un escritor maduro que rememora su iniciación a la sexualidad; en un mundo cerrado, donde los bisexuales quedan fuera de todo grupo, incluso del de las minorías.

La literatura de Irving se nutre de las historias de los outsiders. Esas personas que parecen mirar la vida desde fuera, porque su forma de entenderla no tiene cabida en ninguno de los grupos que forman parte de la sociedad.

Autores así, capaces de poner en palabras la vida de tantos que no podemos definirnos dentro de un grupo estereotipado, son imprescindibles para estos tiempos de tanta globalización y exacerbada comunicación, donde los que viven de forma diferente quedan más lejos, más afuera.

John Irving al desnudo

Entre los autores a los que John Irving no tolera se encuentra Hemingway, considerado como uno de los escritores más importantes de la literatura americana contemporánea. De él expresa Irving que fue uno de los mayores fraudes de la historia, como persona y como escritor y que fue uno de los responsables de que el idioma machista preponderara tanto. Asegura, su literatura representara una falsa masculinidad que a él le suena a chiste. Dice:

Billy Dean es el protagonista de esta nueva novela, un joven que en su adolescencia descubre una fuerte pasión simultánea por un hombre (la actual pareja de su madre) y por una chica (la bibliotecaria del pueblo). En medio de este turbulento descubrimiento, este joven se pone a buscar a su padre, al que no conoce, y descubre una vida muy diferente a la conocida.

Una historia donde la sexualidad explícita puede ser una herramienta fantástica para expresar el grado de represión que todavía al día de hoy padecen nuestras sociedades.

La intolerancia que se duerme agazapada en los rincones y que aflora en el momento en el que menos la esperamos, y en las personas que ni imaginamos que pueden tener tal grado de hermetismo.

John Irving al desnudo

Los comienzos literarios de John Irving

John Irving nació en New Hampshire en 1942. Es un prolífico autor de novelas; tal es así que este año publica la número 13 dentro de sus obras.

Una de sus particularidades es que pertenece y se identifica con una generación anterior de la que, por cuestiones obvias de temporalidad, forma parte.

En varias entrevistas mencionó que antes de publicar su primera novela ya tenía la sensación de estar pasado de moda; como si su final como escritor estuviera cerca. Sus grandes referentes y sus héroes literarios pertenecían a otra época. Y todo esto le provocaba una tremenda inseguridad en torno a su creación.

Pese a todo, lo intentó. Y hoy, ya lleva trece exitosas novelas. Además, a lo largo de estos años ha demostrado tener una capacidad narrativa arrasadora. Posiblemente, como los cocodrilos, pertenezca a esa especie que aun no se ha extinguido porque es imprescindible para el equilibrio, en este caso, de las letras.

Entre los autores que inspiraron la creatividad literaria de Irving se encuentran Charles Dickens, Herman Melville y Thomas Hardy.

John Irving al desnudo

Las minorías fuera de las minorías

La sexualidad en Irving ocupa un lugar importante, posiblemente porque es un hombre que está en contra de los hermetismos y la represión que ha sufrido, este elemento fundamental de la vida social, en su país.  De todas formas, no parece ser una obra donde lo sexual sea protagonista, más bien se trata de una novela política.

La vida de los que forman parte de las minorías que ni siquiera son considerados dentro de las minorías, es la que más atrae a Irving. La de los que son despreciados y exiliados de todos los ámbitos, los que no saben a qué lugar recurrir en busca de ayuda.

Por eso su obra es tan necesaria, porque en esas minorías que no son tenidas en cuenta hay personas que sufren y que merecen su espacio en la sociedad.

Algo que me ha resultado sumamente revelador es que Irving tenía esta historia en su cabeza desde hace nueve años y que cuando comenzó a escribirla hace dos o tres años, coincidió con la salida del armario de su tercer hijo.

El propio autor, con una ternura que muchos de nosotros habríamos deseado recibir de parte de nuestros progenitores, dijo al respecto:

John Irving al desnudo

Contra el hermetismo y los prejuicios generacionales

La apertura de este hombre de 71 años me parece alucinante y creo que es destacable.

Podría decir que mi padre nunca en la vida ha tenido actitudes semejantes (y tiene unos años menos que Irving). Podría agregar incluso que la mayoría de las personas de su edad no demuestran tal apertura. Sin embargo, no me creo este tipo de conceptos construidos para excusar a todos los «maduros» de este tipo de cuestiones.

Creo que en todos los países y generaciones existen personas abiertas y necesarias. Personas sin las cuales la vida no sería factible, y que se escapan a este tipo de prejuicios. 

No puedo dejar de pensar en Ellen Degeneres (55 años), quien trabaja incansablemente por generar consciencia en torno a diversas problemáticas sociales. Que hace campañas para luchar contra el abuso en las escuelas, que sufren no solamente los homosexuales sino todos aquellos que podrían formar parte de estas minorías, que como bien lo expresa Irving, ni siquiera forman parte de las minorías.

Para terminar les dejo una frase que puede leerse de la crítica y que me parece interesante. Espero que al igual que yo se hayan decidido por esta novela tan prometedora:

John Irving al desnudo



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.