Jaime Salinas. El oficio de editor

Jaime Salinas. El oficio de editor

Jaime Salinas fue un editor muy importante para la literatura y el responsable de que Alfaguara consiguiera convertirse en una de las editoriales de mayor prestigio en materia de español, al crear un catálogo único y de un alto nivel.

Juan Cruz Ruiz publica un libro de conversaciones con el editor que es un verdadero lujo. Una forma no solo de acercarnos a una entretenida comunicación entre dos individuos importantes sino también de conocer a fondo el oficio del editor, y la importancia que su labor tiene en la cadena alimentaria de los libros.

¿Quién fue Jaime Salinas?

Jaime Salinas fue hijo de Pedro Salinas, uno de los miembros indiscutibles de la fructifera Generación del 27. Pasó sus primeros años entre Sevilla y Madrid. En 1936 debió emigrar a Estados Unidos exiliado.

Pasó su juventud en Boston. Fue voluntario en el cuerpo de ambulancias de los ejércitos aliados durante la Segunda Guerra Mundial. A su regreso a Estados Unidos se licenció y comenzó a impartir clases, hasta que se mudó a París y después a Barcelona; en este último destino comenzó y afianzó su carrera como editor que lo llevaría a convertirse en uno de los más importantes de la época.

El trabajo de Salinas comenzó junto a Carlos Barral en la editorial Seix Barral; allí demostró sus dotes como editor y comenzó a crecer junto a una de las estrellas en la materia en ese momento. Posiblemente el haber viajado tanto y conocimiento de diversos idiomas lo ayudó muchísimo a hacerse un espacio en el mundo editorial.

Fue uno de los promotores del famoso Premio Formentor, la cual buscaba darle un espacio a la nueva literatura en España. Gracias a Salinas muchos autores consiguieron un espacio en el universo de los libros. Destacándose su trabajo como editor de Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa y otros autores fundamentales del boom latinoamericano.

En 1970 Salinas asumió la dirección de la Editorial Alfaguara y comenzó a trabajar en nuevas colecciones, entre las que se incluyeron libros para niños y adolescentes. También se enfocó en la publicación de los clásicos de la literatura universal, contando con las mejores traducciones de la época.

En 2002 la editorial Tusquets publicó las memorias de Salinas en un libro que se llamó «Travesías». Hace tres años, Salinas nos dejaba, con él se iba uno de los mayores editores de España. Este libro, publicado por Juan Cruz Ruiz es una buena forma de rendirle homenaje y de festejar los 50 años de Alfaguara, una de las editoriales más fuerte en lengua hispana.

Jaime Salinas. El oficio de editor

Juan Cruz Ruiz y Jaime Salinas

Este libro contiene una larga conversación mantenida por Juan Cruz y Jaime  en 1996 y se trata de un diálogo intenso que gira en torno al oficio del editor.

En 2014 Alfaguara cumplirá los 50 años y la publicación de este libro puede ser una hermosa forma de comenzar a celebrarlos, rindiéndole homenaje a uno de los hombres que lo hizo posible, Jaime Salinas. El motor inicial de esta historia el que le dio una importancia y un valor único al oficio del editor.

Aunque muchas cosas han cambiado desde que Jaime comenzara su andadura, el lema de todo editor debería seguir siendo el mismo: intermediar de la mejor forma posible entre el escritor y el lector.

El oficio del editor se está perdiendo, aunque todavía quedan apasionados de las letras capaces de jugarse de verdad por una buena novela. Salinas fue uno de los editores que marcaron la época gloriosa de la literatura hispanoamericana y sin él posiblemente no entenderíamos las letras como lo hacemos. Respecto al oficio Salinas expresó:

Jaime Salinas. El oficio de editor

Para convertirse en editor no hacen falta grandes estudios y maestrías, aunque los hay. Tampoco se requiere una habilidad especial para interpretar una obra, aunque se cree que sí. Lo que sí indudablemente se necesita es una pasión absoluta por la lectura, una necesidad innata de estar entre libros, de sentirse cómodo solo cuando a tu alrededor flotan las palabras. Quizás cualquiera de nosotros podría dedicarse a la edición. ¡Ah, no! Otra cosa hace falta, una entrega completa a esta labor, una característica que posiblemente muy pocas personas tengan y que, sí tuvo Salinas.

«Jaime Salinas. El oficio del editor» es un libro que presenta una completísima conversación entre dos referentes innegables del mundo de las letra; dos apasionados lectores, dos constantes viajeros y dos autores de primera. Una obra que te llena de vida y te devuelve esa ilusión por las palabras, que cada vez parecen resistirse más al paso del tiempo.

Jaime Salinas. El oficio de editor



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.