Heterosexual

Soy heterosexual. Lo confieso aunque respaldan mi condición sexual señalada los muchos versos de amor al hombre que escribí, llora que te llora, ríe que te ríe (desde mi adolescencia hasta mi edad madura).

Desde niña supe que nací para casarme o para vivir en concubinato. Solterona y con bigotes, nunca.

He tenido muchos novios pues me gustaban sobremanera los hombres. Ya está. Uno, por su hombría. Otro por su caballerosidad. Otro por el pecado capital de su mirada atrevida. Otro por la inteligencia que le concedió la naturaleza. Y así…

Encuentro natural decir lo que diciendo digo pues es la pura expresión de la verdad.

Dentro de esta sociedad sofocada, a veces, por los prejuicios, yo me siento libre.

Algunos lectores pensarán: ¿Y a quién importa la sexualidad de esta doña ?
Creo que a nadie.

Pero, visto y considerando que los tiempos están cambiantes y que las personas de cierto reconocimiento en la comunidad artística han empezado a hacer pública su sexualidad, me pareció oportuna la idea de contar que pertenezco al rebaño de mujeres que gustan del sexo opuesto.

El cantante Ricky Martin confesó, carta mediante, su homosexualidad. Bien por él. Me parece muy humano el hecho de que un ícono del rock pop latino se haya desembarazado de una falsedad sexual ligada a la fama que alimentaba la venta de sus discos.

No voy a caer en la tontería, en la superficialidad y en la falta de prudencia de sugerir que muchos homosexuales deberían «blanquear» su situación ante la sociedad. Cada cual sabe lo que debe o puede hacer partiendo de lo que su conciencia le hable.

La naturaleza no produce, como una fábrica, productos de la misma serie y condición.

La fábrica, por ejemplo, trae al mercado de la venta miles de envases de gaseosas idénticos.

La naturaleza no es una máquina. De entre cientos de tréboles que nacen en el pasto de un patio, zas, aparece uno de cuatro hojas, distinto, único, que alguien toma y guarda entre las páginas de un libro para retener así la buena suerte.

La naturaleza trae homosexuales al mundo.

Los homosexuales no toman la decisión de ser distintos de los demás. No optan por mostrarse indiferentes ante una mujer de ojos poblados por la belleza y de cutis tocado por la tersura. No deciden sentir amor por alguien de su mismo sexo. Se enamoran y ya está.

No debemos marginarlos, pues marginarlos significaría que somos necios o no podemos entender la función de la naturaleza en el acto de la Creación. Ella jamás «prometió» uniformidad total.

Los homosexuales son gentes que se han destacado históricamente en las ciencias, las artes, la política, la literatura, la escultura, la danza, la música, el cine, el teatro. Paro de contar.

¿Cómo discriminarlos? ¿Qué nos hace superiores a ellos?

No solamente confieso que soy heterosexual. También confieso que no hago distinciones de amistad guiada por razones sexuales.

Uno de mis libros de cabecera se llama «A sangre fría». El material literario es obra de Truman Capote, gay.

Comentarios12

  • ANAMI

    la apoyo en su tesis absolutamente y aunque yo soy heterosexual, no tengo nada en absoluto que recriminarle a los homosexuales, porque ellos como usted dice no eligen ser así, simplemente lo son y ya está, es un pena que esta sociedad retrograda aún después de evidenciar que ellos son tan o más humanos que cualquiera y que merecen todo el respeto y la dignidad que su condición humana les otorga por derecho propio, siga marginandolos y discrimandolos como entes "dañados", o con defecto de fabricación como si fueran productos que se puedan desechar.
    excelente reflexión la que usted plantea.

  • NATHAIR

    Hola Delfina, me parece muy interesante tu publicación, incluso me parece oportuno si lo permites para ser publicado de manera especial en un sitio web en pro de la diversidad, sexual, entre otras. ahi te dejo el enlace de la pagina para que la revises y si autorizas publicacion de esta, espero respuesta. Genial!

    http://prodiversia.jimdo.com/

  • Elsy Alpire Vaca

    Interesante arrículo sobre la sexualidad, en mi caso no soy ni en preo ni en contra, respeto los mandatos de la naturaleza y como parte de una comunidad humana trato a todos por igual, ser homosexual o heterosexual no es un delito sino solamente una tendencia natural como cualquier otra. Esa es mi opinión.

  • mercedesdembo

    Hola Delfina le felicito por su escrito donde da su posición de la sociedad muy claramente. Yo también soy heterosexual y trato de no juzgar a nadie, Pienso que cada uno es lo que es y para mi ser humano es más importante. Dar amor, ayuda ser comprometido para ameliorar la sociedad. Veamos el corazón, la intención, el comportamiento de cada uno no su tendencia sexual, que es cosa privada.
    gracias por compartir.

    Un abrazo

  • Caballero Aguila

    Muy buen escrito, me gusto mucho...lo guarde como favorito, lo voy a estudiar para escribir un poema........me gusto que definiera y defendiera su sexualidad, yo tampoco tengo nada contra los homosexuales siempre y cuando sean respetuosos...
    Saludos reina...

  • Pruden

    Quiero poner mi granito de arena en defensa de la homosexualidad. Mejor dicho, en defensa de su derecho a ser diferentes, a ocupar con la cabeza alta un puesto digno en la vida; a no sentirse discriminados ni tener que vivir una doble vida por ocultar su condición. Conozco personas excelentes con esta opción de vida y considero un privilegio el contar con su amistad.

  • Bittersweet_SiRa

    Valor para confesarse heterosexual y salir de la norma social que da por hecho que todos somos heterosexuales.

    Me gusto tu texto :)

    saludos

  • Rafael Merida Cruz-Lascano

    Excelente artículo Delfina, me llamó la atención primeramente el título y luego me fui dejando llevar por lo interesante, que expone en un forma muy original que obliga a la lectura y a la reflexion por la tolerencia. Yo tambien soy heteroxecaul, macho, masculino, "hombre" ... pero si hibiera nacido mujer sería lesbiana pues me encantan las mujeres. ¡Gracias a Dios por ellas!

    Rafael.-

  • isapoema

    Totalmente de acuerdo contigo, sobre todo cuando comentas "¿A quien le importa la sexualidad de esta doña? a nadie."
    Pues precisamente por eso, a nadie. Ni que sea homosexual o heterosexual, no importa a nadie.
    Cada uno que sea lo que sea, porque cada uno puede hacer lo que quiera.
    "se enamoran y ya está" tan claro como eso y con eso basta.
    Totalmente de acuerdo.
    Saludos y enhorabuena.

  • lehtra50

    Todo esto de ser homosexual, o gay, tiene su origen desde que el hombre tiene un concepto de su historia. La religión ha tenido mucho que ver en ello, te han vendido la idea del hombre hetereosexual y así se quedó, nos sembraron esa idea y ese temor, ese miedo a que ser homosexual, es malo.
    Creo que lo sencillo es voltear a la naturaleza, en las plantas y los animales, todo lo que se siembra o nace o reproduce no salen iguales las semillas. Las plantas son las mismas pero sus ramas, crecen de diferentes maneras. En nuestro cuerpo quien pone orden a nuestras venas, a nuestro cerebro. Somos parecidos pero no iguales.
    Los homosexuales aun no aprenden a respetar la vida del hetereosexual. Entiendo que un gay se debe enamorar de otro gay, que ya no es heterosexual, porque si yo me digo heterosexual y me enamoro de un gay, es lógico que soy homosexual.
    Mi vida normal como heterosexual es con una mujer, y nos sentimos comodos, felices con ella y viceversa, la mujer con un hombre.nosotros como heteros, no concebimos vivir y dormir con una parte igual de nosotros porque no somos homosexuales.
    Pienso que debemos respetarnos como lo que somos y dejar de hacer papelitos de que soy o no soy, respetarnos para poder convivir y cumplir las normas de la vida heterosexual o tal vez ya se tengan que establecer las normas para esta convivencia.

  • Santhony

    Interesante articulo... realmente desde el titulo y la lectura obliga al lector a acabarla, y analizarla... estudiarla o meditarla..... un articulo neutral y de apoyo... una manifestacion clara sobre una decision del ser humano.. su orientacion sexual y aceptacion de si mismo.... sin importarle a nadie excepto a si mismos... aceptarse con sus propias reglas y respetarse.... un articulo muy interesante... me gusto y apoyo la lectura......

  • Francisca cz

    Me gusto como lo abordaste, de una manera simple y objetiva, sin esos preambulos o los eternos argumentos que van desde los años de salomon hasta ahora, como hacen algunos y luego se ahogan en sus propias razones y pierden sentido y fuerza. Tu lo planteas de una manera natural, como lo es la sexualidad, no hay que buscarle las cinco patas al gato con tratar de explicar el porqué, sino simplemente aceptar y seguir. No es algo de qe asombrarse tanto, yo amo como tu amas y ya está, a quien ames tú no puedo juzgar, porque es algo que uno no puede controlar.
    La verdad eso para mi no es un problema, soy heterosexual y feliz con ello, pero tambien podria ser lesbiana, poligama, o bisexual. Pero alli anida el problema, es facil decirlo pero hacerlo Uy!, no tanto por la sociedad, sino porque uno solo se auto-discrimina y lo digo con conocimiento de causa. Tengo varios amigos gay que o exageran su situación (asumiendo los tipicos estereotipos gay que son equivalentes a su autodiscriminacion) que lo ocultan porq creen ellos mismos q esta mal, o que lo asumen pero q aun asi se sienten mal, y alli va mi critica, no con la sociedad (que ya he critiado) sino con ustedes... la sexualidad es suya, quierenla, asumenla, haganla suya a su forma y manera, y siguen con su vida, o sino se quedaran estancados en estereotipos o sintiendose discriminados, viviendo una vida de preocupaciones.
    Relajense, quieranse y no se preocupen de los demás. Y "carpe diem" amigos... carpe diem...



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.