«La gente del Abismo», de Jack London —Gatopardo Ediciones—

«La gente del Abismo», de Jack London  —Gatopardo Ediciones—Este es el punto de partida de «La gente del Abismo» de Jack London (Gatopardo Ediciones), una obra que nos permite conocer en detalle la vida de los bajos fondos en Londres, la ciudad más importante de uno de los países más ricos y avanzados del mundo a principios del siglo XX.

Corre el año 1912. Leemos a London y tenemos la sensación de que está ocurriendo aquí y ahora. Las cosas no han cambiado nada. Los invito a zambullirse en esta lectura fascinante, llena de color y de reflexiones. Jack London es sin duda uno de los autores de su generación más interesantes, con la valentía literaria y humana que se necesita para marcar huella. Jack London siempre será nuestra maravilla en medio del caos y la inmundicia.

La realidad nunca es lo que parece

El centro de Londres se encuentra encendido, festejando la coronación de Eduardo VII como rey. Trafalgar Square es un hervidero de criaturas de todas las clases sociales cantando y vitoreando a ese hombre y al progreso al que dice abanderarse. Pero no todo es felicidad. A un costado, fuera del foco del festejo, los vagabundos aprovechan para beber y emborracharse, o para dormir en los bancos, ahora que la guardia está distraída y no interfiere en sus descansos.

La coronación es un hito en la historia de la ciudad que deja al descubierto la inmensa brecha que se abre entre ricos y pobres. Un espectáculo que sorprende e indigna a Jack, el cronista, y que lo obliga a investigar más y más, a meterse en la piel de un ciudadano de última clase para poner en palabras cómo vive, qué come, qué le angustia. Y cómo muere. De este modo, se hace pasar por un vagabundo, recorre los rincones lúgubres de Londres y plasma todo cuanto ve en un libro que es una joya periodística y literaria.

A lo largo de esta lectura nos encontramos con una Londres dividida no sólo por el Tamésis sino también por el dinero y, evidentemente, las oportunidades de progreso. De un lado, las calles coloridas y brillantes; del otro, la miseria. La explotación, el hacinamiento, la precaria salud y la muerte prematura son algunas de las protagonistas de la vida en los barrios pobres del este de Londres (Mile End, Whitechapel, Aldgate, Stratford).

«La gente del Abismo» es un libro que nos permite disfrutar de la maestría de London al volante de la narración. Aunque se trata de una aventura realista y grotesca, hay también ficción en estas páginas y algo de luz. London se apoya en diversos recursos narrativos y en documentación publicada en los medios de comunicación de la época, para otorgarle un peso extra a sus palabras.

«La gente del Abismo», de Jack London —Gatopardo Ediciones—

Los costes del progreso

La vida se abre camino como puede. Y cuando no puede, se deja estar. Esta es una de las cosas que descubre London. Gente realmente desesperada que ante la imposibilidad de cambiar la vida decide simplemente pasar, como sea. Niños criados en las calles y en los puertos, alcoholizados con pocos años y viendo un futuro exacto a los deprimentes días de infancia, repitiendo los mismos pasos de sus padres.

A medida que convive con los vagabundos y conoce familias enteras arrasadas por las desesperantes circunstancias de la ruina, London deshilacha las exigencias del progreso. ¿Cómo se llega a ser uno de los países más poderosos del mundo? La única respuesta lógica parece «a costa de otros». Los habitantes del Abismo transcurren sus días en el anonimato y la indiferencia, y los terminan solos, abandonados totalmente. Algunos consiguen pagarse con sus últimos ahorros un albergue donde morir, otros perecen en la calle. Sus vidas no cuentan.

«La gente del Abismo», de Jack London —Gatopardo Ediciones—

Los delitos materiales y los delitos humanso

En la última parte del libro nos encontramos con interesantes reflexiones en torno a las consecuencias del materialismo exacerbado y potentes argumentos contra el neoliberalismo. La solidez de la escritura de London y sus numerosas referencias a confesiones y datos contundentes, convierten este libro en un impresionante documento de cómo era el mundo a principios de siglo. Encontramos conversaciones llenas de desilusión que nos ponen la piel de gallina. En aquel vertedero de hombres London escucha, tiembla y escribe.

Y en este punto cabe un nuevo razonamiento en torno a la ley, que condena a quienes causan daños materiales sobre la propiedad de otros pero no medita y resuelve el problema de la pobreza en los barrios bajos. London expresa que la única forma de sostener ese progreso es a base del trabajo y el sufrimiento de los últimos de la fila. Y agrega que para ello se necesita un sistema perverso que condene y dictamine las normas que hagan posible que ese mundo descabellado se mantenga en pie.

«La gente del Abismo», de Jack London —Gatopardo Ediciones—

Cuando vivir no puede llamarse así

«La gente del Abismo» es un libro intenso y doloroso que nos muestra la otra cara de la vida, la que no visitan los turistas, la que no aparece en los medios de comunicación, la que no desaparece y que habita en cada nación, en cada ciudad. La miseria es una de las consecuencias de la vida social que se ha aseverado con la sobreexplotación y el consumismo. Leer este libro, por tanto, podría servirnos para reflexionar en torno a los mecanismos de fondo de la organización política y comunitaria de los seres humanos.

El sufrimiento, la orfandad y la desesperación son material literario, ¡qué duda cabe! pero ¿y la desilusión? frente a ella no hay mucho que pueda hacer la literatura. Esa que es la gran enseñanza que se lleva London de esta experiencia y que lo motivará a realizar más viajes similares, a vivir más de cerca del otro lado de la vida. London, un impresionante cronista al que hay que regresar como se vuelve a las ciudades que no conocimos de verdad.

«La gente del Abismo», de Jack London —Gatopardo Ediciones—

Leer para abrir los ojos

Pese a lo que narra, es este un libro lleno de vida y de literatura. Cada capítulo viene acompañado de una cita que enlaza el pensamiento de London con las vivencias en aquel mundo. Aparecen autores como Sidney Lanier, Omar Jayam, Joseph Chamberlain, Robert Blatchford y Edward Atkinson cuyas sentencias riegan y dan peso a la lógica humanista que London defiende con uñas y dientes desde la primera hasta la última página.

¡Lean «La gente del Abismo», viajen a la Londres de 1912 y vuelvan para observar lo que de este libro sigue siendo cierto-realidad!

«La gente del Abismo», de Jack London  —Gatopardo Ediciones—
 
LA GENTE DEL ABISMO
Jack London
Traducción: Javier Calvo
Gatopardo Ediciones
978-84-944263-9-1
288 páginas
20,95 €



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.