«Cuentos al amor de la lumbre», de Antonio Rodríguez Almodóvar

«Cuentos al amor de la lumbre», de Antonio Rodríguez AlmodóvarHoy para la entrega semanal de El desván de los libros perdidos he pensado en un libro que leí hace algunos años y que me marcó muchísimo. Se trata de «Cuentos al amor de la lumbre (I y II)» de Antonio Rodríguez Almodóvar. Y es una obra que permite establecer un antes y un después en la concepción que la mayoría de nosotros tenemos en torno a los cuentos tradicionales.

Debo decir que siempre me han gustado las leyendas y los cuentos populares por sobre todo otro tipo de narración; quizás porque ellos son la simiente de todas las historias; todo lo que consumimos como lectores no existiría sin ese afán primigenio de contar historias. Pero sin duda comprendí la importancia de rescatar estos relatos cuando me encontré con versiones totalmente diferente a las que conocía de Blancanieves y otros personajes icónicos de la infancia, en la lectura de estos dos libros.

Cuentos al amor de la lumbre

«Cuentos al amor de la lumbre» es una obra publicada en dos partes que consta de unas 700 páginas llenas de historias fabulosas y que pintan de forma certera el universo ibérico de épocas muy antiguas.

En esta obra encontramos una cuantiosa lista de cuentos tradicionales variados y entretenidos que dan buena cuenta de la tradición oral española. No por nada este libro publicado por primera vez hace 30 años y reeditados de forma ininterrumpida desde entonces a través de numerosas y valiosas editoriales, ha conseguido convertirse en un título de referencia para la historia del cuento peninsular. Un trabajo que supuso un aporte ineludible al estudio de los cuentos de la tradición oral española.

Blancaflor, Juan el Oso, La serpiente de siete cabezas son algunos de los personajes más representativos de la tradición oral y que con tanta maestría recoge Almodóvar en esta obra. Pero, sin duda una de mis favoritas es la niña que se enfrenta al príncipe acosador de doncellas. Creo que también hay mucho de eso en la obra de Almodóvar, de transgresión, de dejar afuera los estereotipos sexistas y de plantarle cara a la realidad con personajes inteligentes y potentes que te acompañarán por el resto de tus días, una vez hayas leído esta obra.

«Cuentos al amor de la lumbre», de Antonio Rodríguez Almodóvar

Almodóvar, el referente de los cuentos populares

Si tuviéramos que buscar un apellido representativo de los cuentos tradicionales españoles no podríamos escapar al de Almodóvar. Porque es uno de los cuentistas que mejor ha sabido buscar en la cultura mediterránea, desenterrando cientos de historias que se encuentran regando el acervo de la sociedad peninsular.

Nos criamos oyendo y leyendo que las historias de pulgarcitos y bellas durmientes han sido producidas fuera (en Francia y Alemania mayoritariamente) y exportadas a todo el mundo; famosos nombres como los de los Hermanos Grimm o H.C Andersen sirvieron para afincar esta idea, siendo los eternos portadores de la voz popular. Por eso el trabajo de Antonio Rodríguez Almodóvar es tan importante; ya que, después de indagar en las profundidades de los relatos populares de la España campesina, supo demostrar que estos personajes también habitaban en la península.

Aunque las historias de estos pulgarcitos y bellas durmientes se parecen un poco a las que ya conocemos, presentan claras diferencias que las vuelven auténticas y necesarias. Detalles en los escenarios y la personalidad de los protagonistas que nos permiten disfrutar de esas historias pudiendo ubicarlas en nuestra misma tierra.

Los cuentos de Almodóvar son una increíble recopilación de historias llenas de realismo, ironía y un bagaje mítico extraordinario. Esas historias que se transmitieron de forma oral durante cientos de años, abandonan su naturaleza ágrafa gracias al trabajo minucioso y laborioso de Almodóvar para reunirse en una obra que les recomiendo que lean (o devoren, según el hambre que tengan 😉 )

«Cuentos al amor de la lumbre», de Antonio Rodríguez Almodóvar

Antonio Rodríguez Almodóvar nació en Sevilla en 1941 y desde temprano se sintió atrapado por los relatos tradicionales y el folclore de transmisión oral. Entre sus obras más importantes se destacan «Un lugar parecido al paraíso», «Animales de aventura», «El Bosque de los sueños I y II» y «A pesar de los dioses».

Ha sido condecorado con el Premio Nacional de literatura infantil y juvenil en el año 2005 y es uno de los autores indispensables para todos los que nos consideramos amantes y necesitados del cuento.  «Cuentos al amor de la lumbre» se publicó en dos partes y es un libro, sinceramente, maravilloso. Y con él tenemos un nuevo rescatado en nuestro Desván de los libros perdidos.

Seguimos rescatando y recomendado títulos que considero importantes para mí bagaje literario y que me gustaría que ninguno de ustedes dejara escapar. Si les ha gustado este artículo, pueden leer otras entregas sobre «El camino de las llamas» (Hugo Wast), «El navegante dormido«(Abilio Estévez) y «Vida y destino» (Vasili Grossman), entre muchas otras.

«Cuentos al amor de la lumbre», de Antonio Rodríguez Almodóvar

Comentarios1

  • Rapsodico

    Si te marcó muchísimo, haré lo posible para leerlo. Tu gusto literario y conocimiento de la materia son razones suficientes para despertar mi interés. Un abrazo, Tes.

    • Tes Nehuén

      ¡¡Muchas gracias por tu hermosa apreciación, Rapsódico!! Estoy segura de que va a gustarte; creo que Almodóvar y Matute son los dos escritores españoles que han sabido indagar en el escenario rural y ofrecer intensas reflexiones en torno a ese ambiente. Ya me contarás. Besos.



    Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.