Algunos apuntes sobre la tilde diacrítica

Algunos apuntes sobre la tilde diacríticaComenzamos la semana con un texto informativo en torno a la tilde diacrítica. ¿Otra vez?, se preguntarán. Y sí, pero ¿saben por qué? porque estos temas tan específicos de nuestro lenguaje conviene que los revisemos con cierta asiduidad y que reflexionemos en torno a ellos porque requieren una gran atención de nuestra parte para saber utilizarlos correctamente. Hecho este preámbulo. ¿Les parece si comenzamos?

Qué es la tilde diacrítica

Como todos saben se conoce como tilde diacrítica a los casos en los que aparece el acento gráfico contradiciendo las reglas de la ortografía. Y es que justamente este detalle en la grafía sirve para distinguir entre dos o más palabras que se escriben igual pero que poseen diferente significado e, incluso en algunos casos, se pronuncian también de forma diferente.

Así lo define la Ortografía de la Lengua Española:

Pronombres personales vs adjetivos o artículos

Hay muchos monosílabos que deben escribirse con tilde para poder diferenciarse de sus pares que poseen otro significado; los pronombres personales son el claro ejemplo.

Tú, mí, él son pronombres personales que se escriben con tilde. De este modo pueden diferenciarse de sus pares tu, mi, (adjetivos posesivos) y el (artículo). Otro monosílabo similar que se diferencia con tilde diacrítica es sí y si. Con tilde puede representar un sustantivo, un pronombre personal o el adverbio de afirmación; sin tilde, puede tratarse de la nota musical, la conjunción o el condicional.

A continuación les dejo algunas oraciones donde se pueden ver los diferentes monosílabos y sus usos.

Algunos apuntes sobre la tilde diacrítica

Otros artículos con tilde diacrítica

Existen otros monosílabos que pueden diferenciarse con la tilde diacrítica. Algunos necesitan el acento ortográfico para establecer opuestos entre sustantivos y pronombres o entre nombres de letras y preposiciones. Aquí van algunos de este tipo.

Té se diferencia de te: el primero es el sustantivo (infusión o el arbusto autóctono del Extremo Oriente); mientras que te (sin tilde) puede referirse al pronombre o al nombre de la letra ‘T’.

Dé se diferencia de de: Cuando queremos conjugar el verbo dar en la primera persona del presente del subjuntivo utilizaremos la tilde; de este modo lo diferenciaremos del nombre de la letra ‘D’ y de la preposición.

Sé se diferencia de se: Cuando queremos hacer referencia a la conjugación del verbo saber en la primera persona del presente del indicativo debemos escribir la tilde; mientras que si queremos referirnos al pronombre, a la forma reflexiva o al indicador de impersonalidad no tenemos que escribirla.

Más se diferencia de mas: Más con tilde puede referirse al adverbio, al sustantivo, al adjetivo, a la conjunción de valor cuando sumamos o al pronombre; mientras que sin tilde (mas) se utiliza para la conjunción adversativa que tiene el mismo sentido de ‘pero’ o ‘sin embargo’.

Y aquí, algunas oraciones:

Algunos apuntes sobre la tilde diacrítica

Hay palabras polisílabas que también llevan tilde diacrítica

Pero no son los monosílabos los únicos que se apuntan a las tildes diacríticas. Existen muchas palabras polisílabas que también se diferencian de sus pares gracias a este detalle en la grafía.

El primer ejemplo de palabras polisílabas es el de los interrogativos y exclamativos: cómo, cuándo, cuánto y (a)dónde, qué, cuál, cuán, quién. Que se diferencian de las preposiciones y nexos que no llevan tilde. Es importante recordar esta regla para enfrentarnos a la escritura de forma segura.

¡Importante! Un tema sobre el que hemos conversado en otras ocasiones es el caso de los demostrativos y la acentuación. Según la última reforma de la Ortografía del Español los demostrativos este, ese aquel, ya sea que funcionen como pronombres o como determinantes, no deben llevar tilde, así como tampoco el término solo cuando funciona como adjetivo o como adverbio; aunque en este caso sí se admite la tilde en caso de que exista riesgo de ambigüedad. Si bien existe un gran debate en torno a este tema (véase artículo antes linkeado), estas son las reglas firmadas por nuestra Academia de las Letras.

Ya ven cómo siempre es interesante retornar a los viejos debates. Espero que este artículo haya servido para refrescar esos conceptos que creemos bien sabidos pero que a la hora de poner en práctica siempre llevan al surgimiento de la eterna duda.

Algunos apuntes sobre la tilde diacrítica

Comentarios3

  • Rapsodico

    Es vital retornar una y otra vez a conceptos claves de la lengua española. Lección recordada. Un abrazo, Tes.

  • nelida moni

    Muy bien explicado, me parecen correctas estas aplicaciones, personalmente debo consultar
    muy seguido el diccionario.
    Gracias mil
    Nélida

  • Pepita Fernández

    Me parece muy oportuno cada aclaración sobre la ortografía de nuestra Lengua .
    Muchas gracias.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.