2 libros de Marcos Giralt Torrente


 
 
La familia y en especial las relaciones de parentesco afloran en cualquier libro de Marcos Giralt Torrente; desde diversos aspectos el escritor madrileño ha trabajado en torno a la forma en la que nos relacionamos (y no) con aquellas personas que la vida nos ha puesto en línea de forma obligatoria. Es muy interesante la manera en la que Torrente parte de situaciones nimias y cotidianas para explorar el trasfondo de las relaciones humanas, y el dolor que duerme en cualquier casa. Aquí escribo sobre dos libros suyos en los que trabaja de forma interesante este tema.
 
 

Los seres felices

La vida tiene a veces esos momentos en los que parece que todo se va a derrumbar. Y generalmente así sucede, aunque intentamos pensar que no, que podremos controlar la situación. Pero avanzamos en capas, en un proceso de definición y redefinición y lo único que podemos llegar a controlar es el deseo de controlar.

Nada se va a desbaratar, le dice el narrador a su pareja en «Los seres felices», pero en cuanto pronuncia esta frase es consciente de que no podrá sostenerla. Y, efectivamente, poco a poco se van cayendo los pilares de una construcción ya desestabilizada y queda a la intemperie el miedo, la vulnerabilidad, la extrañeza. Sobre esa idea navega Giralt Torrente para contarnos una historia que se propulsa desde el miedo a las palabras.

La narración intenta indagar en la naturaleza de lo que contamos y las mentiras que necesitamos para sobrevivir. Pero va un poco más allá, para reconocer que estamos cambiando todo el rato y la vida no tiene un único rostro, por lo que aquello que consideramos que es falso, desde alguna perspectiva podría tener algo de lógica o de veracidad. El narrador se debate constantemente en esto y en las muchas caras que adoptamos dependiendo de con quién nos relacionemos. ¿Somos todas esas personas, fingimos? ¿Qué hay de verdadero en lo que somos?

«Los seres felices» es una novela sobre una relación de pareja que se tambalea por culpa del silencio y de las diferencias no pronunciadas, pero es también un libro a favor de la ternura, del poder de las caricias, de la posibilidad en todo acercamiento. Porque ternura, es una palabra cabe en la obra de Marcos, como una especie de antídoto frente al miedo y la tristeza. En lo que a mí respecta, considero que éste es el mejor libro de Marcos Giralt Torrente. Me parece que hace algunas cosas muy bien con esta novela. Sobre todo me interesa la forma en la que trabaja el tono: una especie de simulación del pensamiento. El narrador va y viene mientras revisa su vida, su relación de pareja y su situación con su padre, y todo esto se encuentra inserto en una trama precisa y estimulante.

Mudar de piel

El último libro de Marcos Giralt Torrente está a la altura de sus mejores obras. En él nos encontramos con una serie de relatos que giran en torno a las relaciones familiares, las obsesiones y las formas en las que se van tejiendo también los vínculos nocivos. A diferencia de «Los seres felices» nos presenta distintas voces, tonos y tramas, lo que lo vuelve en cierta medida muy diferente.

Entre los cuentos de «Mudar de piel» hay uno que me parece extraordinario. Se llama «Baker y margaritas» donde pérdidas e infidelidades se dan la mano en la psique del narrador para imponer un curso de vida que no es el que desea, pero es el que puede asumir. Sobre ello también van la mayoría de los personajes de Giralt Torrente, no importa tanto lo que quieras sino lo que puedas afrontar. Y aquí, una vez más el protagonista siente que la vida se le va de las manos y construye teorías en torno al control, que es en definitiva una forma más de evitar la certeza de que no tenemos control alguno.

Las historias de Giralt Torrente son intensas y leerlo nos permite pensarnos desde otra perspectiva. Una en la que todos podemos ser víctimas y victimarios, y donde la vida es lo que es: una secuencia de acontecimiento más o menos aleatorios sobre los que no tenemos control alguno. Sin lugar a dudas es uno de los buenos narradores de nuestro tiempo, a quien merece muchísimo la pena prestarle atención. Pronto lo entrevistaremos en Poemas del Alma, así que permanece atento a nuestras noticias.