Isabel Allende habla de su última obra

Recientemente, en una entrevista, la autora chilena Isabel Allende, dio a conocer más detalles de su estilo literario, así como también de su nueva novela.

Isabel Allende es conocida por obras como «La casa de los espíritus», «De amor y de sombra», «Cuentos de Eva Luna», «El plan infinito», «Paula», «Afrodita», «Retrato en sepia», «Inés del alma mía«. Y ahora regresa a las librerías con su nueva obra, «El cuaderno de Maya», una especie de diario de una joven proveniente de la Isla Chiloé, de Chile. Es una historia narrada en dos espacios temporales diferentes, pero a través de la misma voz, la de Maya.

Última obra de Isabel Allende

La nueva novela de Isabel ha sido publicada por Plaza & Janés, y consiste en una edición de tapa dura con sobrecubierta y un contenido que de seguro, a muchos les conquistará el alma, como lo ha hecho la misma autora con otras obras.

La protagonista de la historia se llama Maya Vidal y tiene 19 años. Vive en California y tiene una forma de ser muy particular, esto se debe a que proviene de Chiloé donde tiene un pasado un tanto oscuro. En la historia ella deberá regresar a la isla, enfrentarse a su pasado y luchar con valentía por subsistir.

Es una historia llena de ternura, coraje y buen humor. Pese a que no ha sido escrita para un público juvenil, la autora asegura que a muchos jóvenes les ha gustado y considera que es apta para cualquiera que pueda entenderla y volar a mundos imaginarios, como los de la protagonista.

Las críticas recibidas sobre la obra no son del todo alentadoras, sin embargo, supongo que vale la pena leerla, pues sólo leyendo una novela podemos saber si es buena o si no lo es, si nos gusta o si en verdad, no puede significar nada para nosotros.

Su estilo literario

Al hablar de su técnica a la hora de escribir expresó que utiliza el ordenador únicamente, que corrige muchísimas veces cada texto pero que no tiene una noción de cuantas cada versión de la obra, pues al «carecer de un manuscrito, es lo que tiene».

Contó, además, que al sentarse a escribir no tiene nada bien claro, tan sólo una idea general. Por ejemplo, si se trata de una novela histórica, ya tiene el tema investigado a fondo y el escenario donde desea que transcurra la historia pero, generalmente, aún no conoce a los personajes, quienes se le van revelando a medida que va escribiendo la historia, lentamente.

Expresa que una de las razones por las que en la mayoría de sus historias los protagonistas son mujeres, se debe a que trabaja y ha trabajado desde siempre con la mujer, con sus conflictos sociales, con sus problemas para hacerse un lugar en el mundo. «Conozco mejor su mundo y no tengo que inventarlas», explica.

Isabel está convencida de que sus historias no son sólo historias, contó que cuando se sienta a escribir se pasa tantas horas junto a esos personajes, aislada de la vida real, que llega a resultarle más real la ficción que la propia vida cotidiana. Son sus personajes por momentos tan reales, que llega a necesitar más de esa realidad ficticia que de la otra, la de este mundo.

Piensa que la ñoñería, lo cursi en la literatura es algo subjetivo. Asegura que intenta no caer en los clichés y en el exceso de adjetivos, pero que, sin embargo depende de quien la lea determinar si su obra es cursi o no lo es; y dio el ejemplo de un a novela del SXIX que, leída hoy en día puede resultar cursi, pero para su época no.

Isabel Allende y la dictadura

Una de sus obras claves es sin lugar a dudas «La casa de los Espíritus», una novela que trabaja al mismo tiempo la realidad de una familia y de un país: los secretos, los silencios, los embustes, la hipocresía, los miedos, todo aquello que tiene una relación íntima con la vida cotidiana.

En esa obra, Isabel Allende, muestra a un Chile tenebroso, donde el subsistir de cada día puede ser una tremenda aventura; en ella pueden notarse los primeros vestigios de las consecuencia que la dictadura militar dejaría en Chile. Esta obra fue la primera que publicó Isabel y se ubica dentro del género de novela perteneciente al realismo mágico.

Isabel Allende es una mujer que lucha por las libertades en su país, en la mayoría de sus obras hay un mensaje de denuncia contra los crímenes de lesa humanidad y contra las dictaduras en particular. Al hablar de este tema, se la ve combativa, dispuesta a decir lo que haga falta.

En la entrevista se le preguntó, por ejemplo, qué pensaba de que se hubiera reabierto el caso de la dudosa muerte de Savador Allende, ex-presidente de Chile, ella contestó que le parece fantástico que así sea pues considera fundamental para el país aclarar los hechos acontecidos en aquel entonces. Es necesario para la historia de Chile, pues lo ayudaría a tener una idea más exacta de quienes son los militares. «Si se descubre que lo asesinaron y encubrieron esto para hacerlo aparecer como un suicidio, la idea de ellos que se tiene en Chile cambiará».



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.