Biografía de Alda Merini

Proveniente de una familia humilde, la escritora italiana Alda Merini comenzó a desarrollar su talento artístico gracias a Giacinto Spagnoletti, quien la alentó a crear obras cuando sólo tenía quince años de edad.

Alda MeriniSin embargo, la vida nunca resultó fácil para esta poeta nacida el 21 de marzo de 1931 en Milán que asistió al Instituto Laura Solera Mantegazza. En este sentido, cabe destacar que no sólo perdió la oportunidad de matricularse en el Liceo Manzoni al no superar el examen de italiano (a pesar de que cubrió ese fracaso con estudios de piano) sino que también en 1947 fue internada durante un mes en el Hospital Psiquiátrico de San Raffaele Turro de Milán.

Ya en 1953, la vida de la joven Alda comenzaría a ser un poco más satisfactoria. Durante ese año, además de contraer matrimonio con Ettore Carniti (dueño de algunas panaderías de Milán), publicó «La presenza di Orfeo», su primer volumen propio de poemas. Luego aparecerían títulos como los de «Bodas romanas», «Miedo de Dios» y «Tú eres Pedro», obra que marcó el inicio de un periodo de aislamiento forzado por su internación en el Hospital Psiquiátrico Paolo Pini (donde permaneció hasta 1972).

Dos años después de su regreso al mundo de las letras, Merini queda viuda y, por ese entonces, comienza a entablar una relación con el poeta Michele Pierri, con quien se casó en 1983.

«La urraca ladrona», «La otra verdad. Diario de una distinta», «Delirio amoroso», «El tormento de las figuras», «Vacío de amor», «Amores en torno a Titán», «Sueño y Poesía», «La loca de la puerta de al lado» y «Baladas no pagadas» son otras de las obras que forman parte de la producción literaria de esta italiana que, a lo largo de su trayectoria, ha sido galardonada con los premios Librex-Guggenheim Eugenio Montale, Vareggio y Procida-Elsa Morante, entre otros.

Comentarios1

  • Sara Vanégas Coveña

    Dura e interesante la vida de esta autora. Me recuerda a Hölderlin, Nietzsche, Maupassant, entre otros; actualmente, a Leopoldo Ma. Panero.
    Y sus textos son cautivantes. Dolorosos e inquietantes



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.