Amparo Dávila

La historia de la mexicana Amparo Dávila comenzó a escribirse el 21 de febrero de 1928 en Pinos, un municipio perteneciente al estado de Zacatecas.

Amparo DavilaAl reconstruir sus vivencias se advierte que esta autora que desde muy temprana edad se interesó por los libros, pasando largas horas descubriendo las joyas que su padre atesoraba en la biblioteca, creció en el seno de un hogar marcado por duras pérdidas familiares, ya que mientras su hermano más grande falleció al nacer, otro no pudo sobreponerse a un cuadro de meningitis y un tercero murió siendo muy pequeño.

En 1935, Amparo y sus progenitores se instalaron en San Luis Potosí, donde cursó sus estudios primarios y secundarios. En la década del ’50, esta mujer que contrajo matrimonio con el multifacético artista Pedro Coronel empezó a demostrar sus habilidades para la escritura sacando a la luz materiales como “Salmos bajo la luna”, “Meditaciones a la orilla del sueño” y “Perfil de soledades”. Desde entonces, jamás dejó de sorprender con sus textos a los críticos y su número de lectores fue en ascenso.

Con el transcurso del tiempo llegó a desempeñarse como secretaria al servicio de Alfonso Reyes e integró el Centro Mexicano de Escritores.

El Premio Xavier Villaurrutia, la Medalla Bellas Artes y el Premio Jorge Ibargüengoitia fueron parte de los reconocimientos que acumuló a lo largo de su carrera, consiguiendo así una mayor visibilidad a escala internacional.

“Tiempo destrozado”, “Árboles petrificados”, “Muerte en el bosque” y “Música concreta” son otros de los títulos a tener en cuenta al momento de querer deleitarse con la pluma de Dávila, quien al cumplir nueve décadas de existencia fue agasajada con varias actividades en su honor, tal como en su momento informamos en Poemas del Alma.

Cabe destacar que la talentosa escritora mexicana Amparo Dávila encontró la muerte en la Ciudad de México el 18 de abril de 2020.

Comentarios2

  • Ramon33

    GRACIAS POR LAS REFERENCIAS A MI PAISANA AMPARO DÁVILA, MERECEDORA DE TODOS LOS HOMENAJES, OJALÁ LA LEAMOS, HAGAMOS EL PROPÓSITO...

    • Verónica Gudiña

      ¡Claro que sí, Ramón, el mejor homenaje que se le puede hacer a los escritores es conocer, valorar y difundir su legado! Saludos.

    • Ramon33

      VERÓNICA , BUEN DÍA, QUE ESTÉS BIEN, GRACIAS POR TU COMENTARIO SOBRE AMPARO DÁVILA, OJALÁ NOS HAGAS CONOCER LA OBRA POÉTICA DE LA MAESTRA DOLORES CASTRO VARELA, PREMIO NACIONAL DE LETRAS 2014.



    Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.