Pablo Neruda

Oda a la cuchara

 Poema siguiente

CUCHARA,
cuenca
de
la más antigua
mano del hombre,
aún
se ve en tu forma
de metal o madera
el molde
de la palma
primitiva,
en donde
el agua
trasladó
frescura
y la sangre
salvaje
palpitación
de fuego y cacería.

Cuchara
pequeñita,
en la
mano
del niño
levantas
a su boca
el más
antiguo
beso
de la tierra,
la herencia silenciosa
de las primeras aguas que cantaron
en labios que después
cubrió la arena.

El hombre
agregó
al hueco desprendido
de su mano
un brazo imaginario
de madera
y
salió
la cuchara
por el mundo
cada
vez
más
perfecta,
acostumbrada
a pasar
desde el plato a unos labios clavelinos
o a volar
desde la pobre sopa
a la olvidada boca del hambriento.

Sí,
cuchara,
trepaste
con el hombre
las montañas,
descendiste los ríos,
llenaste
embarcaciones y ciudades,
castillos y cocinas,
pero
el difícil camino
de tu vida
es juntarte
con el plato del pobre
y con su boca.

Por eso el tiempo
de la nueva vida
que
luchando y cantando
proponemos
será un advenimiento de soperas,
una panoplia pura
de cucharas,
y en un mundo
sin hambre
iluminando todos los rincones,
todos los platos puestos en la mesa,
felices flores,
un vapor oceánico de sopa
y un total movimiento de cucharas.

Poema siguiente 

 Volver a
Pablo Neruda

Comentarios9

  • miranda es muy lindo tu poema
  • Euge Hay que poder hacer un oda a la cuchara!!
  •  
    Graciela Dantes Original y verídica esta Oda a la cuchara, me encanto.
  •  
    miguelangelor Con esta oda, queda demostrado que la simplicidad de la vida nos da oportunidad de construir poemas de la nada
  •  
    Elsy Alpire Vaca Qué hermoso y metafórico poema!!! No en vano lo escribió un gran poeta. Gracias.
  •  
    Pruden Y pensar que se puede sacar semejante belleza al contemplar una simple cuchara... ¡Magnífico poeta que todo lo transformas!.
  •  
    Poemas de Camilo Cuchara; beneficiado transporte de sopas a bocas hambrientas...
    Juguete de mermeladas en caprichos inciertos.

    Poemas de Camilo
  •  
    Ivan martinez hay tanta vida en las cosas, el inventor les heredo vida a tal punto que crean sentimientos en el ser que respira. flamante poema
  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Precioso poema. La imaginaciòn de este GRANDE POETA no dejò una grande herencia que si le ponemos atenciòn la sabremos aprovechar.
    Gracias por traernos este regalo.

    Rafael.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.