José Gorostiza



José GorostizaJosé Gorostiza fue un poeta oriundo de México, nacido en Tabasco el 10 de noviembre del año 1901 y fallecido en Ciudad de México el 16 de marzo de 1973. Habiendo recibido una formación centrada en la literatura, se dedicó durante años a la docencia de dicha materia en la universidad, entre otras ocupaciones relacionadas con la educación y el arte. Asimismo, fue miembro de la trascendente agrupación conocida como Los Contemporáneos durante tres años. Por otro lado, desempeñó tareas de carácter diplomático, lo cual le permitió visitar algunas ciudades europeas.
Si bien la escritura ocupó siempre un lugar importante en la vida de Gorostiza, dedicó gran parte de su tiempo a sus obligaciones políticas, lo cual resultó en un repertorio muy pequeño. Algunas de sus publicaciones destacadas son sus poemarios "Canciones para cantar en las barcas", "Poesía" y "Del poema frustrado", el brillante poema "Muerte sin fin" (dado a conocer luego de una extensa etapa de silencio) y la obra ensayística "Notas sobre poesía". A pesar de no contar con decenas de volúmenes editados, su impacto en el mundo de las letras fue muy fuerte y se suele asociar la escasez de su producción con un alto nivel de perfeccionismo.




Poemas de José Gorostiza



A continuación, los mejores poemas de José Gorostiza:





Poeta siguiente >>






Biografía de José Gorostiza


Nació el 10 de noviembre de 1901, en San Juan Bautista, actualmente Villahermosa (Tabasco). Este poeta mexicano perteneció al grupo de los Contemporáneos, junto con otros destacados exponentes literarios. Nombres como Xavier Villaurrutia , Carlos Pellicer, Gilberto Owen y Jaime Torres Bidet, se ubican en esta corriente, en búsqueda de lograr una poesía con rasgos de universalidad.

Era un hombre sereno y reflexivo, con una búsqueda continua de su esencia y de lo trascendente. Su obra es profundamente espiritual, caracterizada por el simbolismo y la exaltación de la belleza formal.

Tuvo la influencia de escritores franceses e ingleses. Fue crítico literario y de las artes plásticas, dedicándole además, mucho tiempo de su vida al servicio público. Trabajó en el Servicio Exterior, a partir de 1927, representando a la diplomacia mexicana en Londres, Copenhague y Roma. Ingresó como numerario en la Academia el 22 de marzo de 1955.

Sus creaciones se reducen a dos libros: “Canciones para cantar en las barcas” (1925), que contienen poemas sencillos en apariencia, pero plenos de significación. Poemas líricos, populares que cuidan la métrica decimal, para ahondar en el alma.

Su otro libro: “Muerte sin fin” (1939), expresa en versos más complejos, una búsqueda metafísica de su yo interior y del sentido del universo y de la muerte. Es un poema crítico y dialéctico, rico en técnica y contenido, que explora temas como la vida, la belleza, Dios, el hombre y el conocimiento de la muerte.

Falleció en México, D.F., el 16 de marzo de 1973.




Gestionado con WordPress

SitemapSitemap 2Sitemap 3PrivacidadContacto — Publicidad