Kay Sage

Embrujado

Fugaz vino


Entró como si nada para partir con todo

Golpeó como una ventisca y marchó con el sol para brillar en el ocaso

Un beso marchito en mis labios

Y una caricia fantasma que aún recorre mis pasillos

Una imagen empapada que solo me recuerda lo que debo olvidar

Espero la luna de ilusiones con esperanza de volverme brisa que empañe tu ventana

Una voz muda gritando desesperada versos de amor hasta la mañana

Soy un hombre pobre, no tengo mucho

¿Que es lo que me queda? 

Si en sueños también soy víctima de tu embrujo

Comentarios1

  • María Ángel Santos

    Pues a volar en ese embrujo de ensueño.

    Gracias por compartir.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.