JUAN LEON DE LA VEGA

“EL RETRATO DE DOÑA FLOR Y SUS TRES MARIDOS”.




“EL RETRATO DE DOÑA FLOR Y SUS TRES MARIDOS”.
Como relámpago
Viste el sueño de luz mamá,
Los ojos, hasta el sueño me bendicen,
Soy el hijo más rico,
De su cielo y corazón,
Son tres maridos,
Pero no ocupan, el lugar del continente,
Son sus hijos, el paraíso,
Es por eso, que sin querer,
Que sin pensarlo tanto, tuvo tres maridos,
Muchos creen,
Que es de apetito,
Que su mundo estuvo lleno,
De inmenso fuego,
Y solo existió, la noche de seda,
Y se olvidó, de ser la madre,
Bajo el milagro de seda,
Eso huele a mentira,
A peligro de infarto,
A sumas de calumnias,
Mi madre fue brillante,
Dando lugar primero,
A tres columnas de su vientre,
No niego, que el mundo a fuego,
Se lo comía, que mujer no hay el mundo,
Que a pasión, no despedace el cielo,
Y hombres detrás de la flor, para enamorarla,
Seducirle la célula, y el alma,
Pero eso no inquieta,
Que pierda el lugar de madre,
Ella no extravió el amor,
Riqueza y pobreza,
Todo el universo, a sus hijos entrego,
Amor, con apetito de amante,
No buscaba el placer,
Pero si el amor constante,
Que le encendieran el altar,
Y le mordieran los labios hasta vieja,
Su mirada, del brillante retrato,
Nunca se pierdo,
Caricatura de los hijos,
Y su risa, en el alma la llevaba,
Corazón de pueblo,
Tenía mi madre,
La mujer bajita, amante de tacones,
Más altos que ella.
Combinaciones de ropa,
Toda reluciente modelo,
Dice la lengua de satán,
Que tuvo tres amantes,
Y un millón de noches de amor,
No la culpo a mi madre,
Si el ardiente era su padre,
Se pasaba haciendo casería,
Todo el tiempo a la abuela,
Que gringo tan arrecho con la abuela,
Ha hecho fama en el mundo,
Doña Flor y sus tres maridos,
Nadie lo borra del mapa,
Las cartas del amor,
Hoy me rebelan,
Que fue volcán, en manos colombianas,
Pero nunca olvido, su primer amor,
En Manos de peruano.
Hablaba del, como la mayor telenovela,
Me quedan dudas,
No sé quién,
Le hizo mejor el amor,
El peruano, o los labios colombianos.
Pero caliente como el sol,
No lo niega Doña Flor,
Con el evangelio, y la baja hormonal,
La oración, y la lectura espiritual,
El amor quedo, en brazos de la otra,
Luis Miguel, es la historia de tres maridos.
Que mujer para artista,

Comentarios3

  • Oscar julio mendez soto

    Un relato diferente y muy emotivo con una linda prosa, saludos

  • JUAN LEON DE LA VEGA

    Gracias a ti, por amar mi trabajo, por elogiar la descripción, que hago de mi madre, estado pensando, en el poema, un HOMENAJE A DOÑA FLOR Y SUS TRES MARIDOS, DESDE CAL CAMPO DE MADRE, DE MUJER, DE AMOR, DE SUFRIMIENTO Y VALENTIA.

  • JUAN LEON DE LA VEGA

    Solo quien conoce a plenitud, a plenitud, a una mujer, sus alegrias, el nivel de sufrimiento, y como enfrenta la vida, puede dejar que su alma, se compenetre con el verso.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.