LUIS ARRÚA

COMO El RELOJ DE UNA PARED




Para cantar Una canción hay que sentirla
Porque tal vez un Corazón sintió Su herida
Para cantar Una canción hay que adorarla hasta el final
Para que cante el Corazón Una vez mas.
Para decir Una palabra hay que pensarla
Como yo traje esta canción a mi guitarra
Para pedir y Dar concejos hay que ser fuerte y de valor
Y por supuesto ser un hijo de mi dios.
Yo que en la Vida mucho y poco e caminado
Yo que e vivido la traición de aquel pecado
Yo que e dejado la incoherencia la impaciencia y un dolor
Me soy cuenta que solo importa el Corazón.
Todo me parece pronunciándose
Todo me parece ser igual que aller
Todo me parece repitiendoce
Como el reloj de alguna pared.
El justificar nuestra palabra
Muestra desconfianza y deshonor
Hasta que no exploten de dinero en Su ambición
No ven lo que importa el Corazón.
Y así es que la Vida se nos gasta
Corriendo atrás de algún inventor
Esos que inventan la lejanía y el solo
Por que se olvidaron del amor.
Para decir ...........
Todo me parece.............


Como el reloj de una pared,
así, es nuestro tiempo,
sin saber que lo que importa es el corazón,
y amando así, se debate una espera,
y con hambre y sed,
se vive hoy,
cuando soy de tí una tempestad,
o todo un sol,
desnudando el alma,
que adquiere más el calor,
cuando estoy contigo, amor...
Zoraya (Emy5)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.