el don juan di marco

MUJER SOÑADA

En algun lugar se que me estas esperando

guardando en tu mente las mismas preguntas

y las mismas respuestas que tengo dentro de mi ser .

Ahi donde termina el horizonte y empieza el amor

estaras tan pensativa como yo preguntando por que

solo llegan a tu mundo los hombres equivocados

preguntandote con toda tu euforia donde estare .

Y aqui estoy mujer soñada escribiendote a ti sin conocerte

usando mi mente y mi alma como un antiguo proyector

planeando nuestra vida juntos .

Limpiando de viejos tropiezos mi alma con un pequeño cincel

Para llenarme de experiencia y energia .

poder estar equilibrado de mente y alma para amarte como nadie te ha amado

se que en esta misma noche estaras esperandome .

Te nesecito a mi lado sin saber tu nombre

energico espero tus besos sin haber probado el nectar de tu boca de miel

y muero en mi fuego al pensar en amarte y en tu vientre vivir .

Esperame se que en mi camino estaras

y se que voy derecho a ti

no hay tiempo ni kilometros para nuestro encuentro

solo el momento justo de la vida

para morir uno en el otro ...

Comentarios4

  • Dominatorque

    Amigo, las noches nos hacen volar en busca de ese amor deseado, debe ser la magia de la Luna, que todos nuestros sueños adquieren vida propia, en unas nos mortifican y en otras nos alimentan la esperanza.
    Hermoso poema.

    Un abrazo

  • Desafio

    Me siento muy conectada con el contenido de tu poema. Me gusto mucho. Tengo un poema en donde mencione el nectar como una adiccion y en el otro "nuestro encuentro perfecto".

    Un abrazo!

  • Aly Michó

    La otra mitad de la naranja siempre existe. Solo sigue deseándola y veras que se presentará en tu vida.
    No creas en la suerte, está no existe, somos nosotros que cuando deseamos algo lo atraemos.
    Lindo poema y con él has puesto energías y ondas espaciales a trabajar...
    Un abrazo
    Aly Michó

  • ANEUDIS PEREZ

    que super hermoso poema amigo mio toda una dulzura te felicito abrazos mil chauchau adios



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.