Oscar Perez

El huérfano

El huérfano

 

En el pasillo de los cereales

un niño llora, su madre no vuelve,

y nadie la mirada le devuelve

y nadie se hace cargo de sus males.

 

Un guardia lo deriva a tribunales,

la jueza oye su llanto y no lo absuelve,

enviarlo a una prisión, eso resuelve,

se archiva el caso entre otros mil anales.

 

Hoy vaga el huérfano por los portales,

no es hombre ni es anciano, sólo envuelve,

perdida, la ilusión entre sus chales.

 

Quién fue, qué sucedió, no se revuelve

la historia por saber de cosas tales,

ni el precio del cereal que se disuelve.

 

26 05 12

Comentarios3

  • linda abdul baki

    Este bello escrito me recordo un dia cuando fui a vicitar la casa de los huerfanos con los ancianos eso fue en SIRIA. fui para empesar a darle un curso de flores de ceramicas

    ellos querian que les hablara algo y en ese momento les dije todos somos huerfanos del padre supremo hemos venido a este mundo por temporada y nos han alquilado este cuerpo y luego regresaremos a nuestro propio hogar y esa es mi verdad todos somos huerfanos

    mis saludos y cariños

    • Oscar Perez

      Ok, Linda, tienes toda la razón, por suerte aún así el corazón nos acompaña para hacer más llevadero este camino, no sólo para nosotros mismos sino especilamente a quienes nos acompañan en la ruta. Saludos.-

  • nellycastell

    Bella forma de plantear lo criminal e injusto de este mundo tan cruel.....un abrazo de siempre.

    • Oscar Perez

      Abrazos, Nelly, gracias por detenerte en mis escritos.-

  • elvira olivares

    Este poema tiene un sentido universal, en todos lados hay huérfanos ignorados, dolientes, vacíos...pienso que la vida es una serie de actos que siempre se repiten pero tan cruelmente como si fuera la primera vez.
    Un cariño grande amigo

    • Oscar Perez

      Comparto tus reflexiones, sé que una palabra no basta para cambiar las cosas, pero almenos es uno de los gestos gratuitos que tanto negamos y que tan bien hace a quien lo recibe. Saludos.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.