bonifacio

El pinguino friolento

Había una vez un pingüino friolento.

 

Vaya tormento

Para todo su cruel destino.

 

No hay siquiatras para tanto desatino

Desafiar la gravedad no es poco

Pero esto es de loco

Contra natura

Un pingüino así no madura

O se muere en el intento

Porque en el agua no dura

Y no puede hallar su alimento

Que horror

Que cuento

Pobre pingüino

No le veo mayor emprendimiento

Palabra tan de moda hoy

Que prueba que estoy atento

A todo aquello que ocurra en el universo.

 

!Que onda!

!Que versos!

 

Todo eso está muy bien

Pero el pingüino su almuerzo

No lo puede coger

Por este frío que cala sus huesos de entumecer.

 

Un día pasó un halcón

Perdido vaya a saber

Un halcón en el ártico ¿que puede hacer?

Poco o nada pero a su vez

Para que este cuento funcione sin un revés

Diré que el pingüino encontró

El ave que tenía adentro

Y sus alas desplegó

Y sin decir agua va

Emprendió hacia el firmamento

Un vuelo magistral

Para quedar boquiabierto.

 

Y se fue

Y nunca más se le volvió a ver

Por estos parajes desiertos de calidez.

 

El halcón era la fe

Porque un pingüino con frío está bien

Pero un halcón en el ártico no se

Me parece que solo es

Una parabola sin sustento.

 

Comentarios5

  • Gitana enamorada

    Me gusta tu parabola porque hace posible lo imposible. Tal vez esta nomada tenga esperanza de arraigarse en alguna tierra desconocida.

  • winda

    me agradó leerte, bella escritura

    winda

  • El Hombre de la Rosa

    Un bello cuento hecho poesía.
    Saludos.

  • Angel del solaz

    La fe mueve montañas
    y aun pinguino también
    aquí lo podemos ver...
    !!excelente poema.!!
    un abrazo

  • colombiana

    ojala que pudiéramos aprender de este pinguino poeta, ciertooooo, jaajajaaj, digo porque se arriesgo a volar y quien sabe hasta pudo tocar los sueños con sus alassssssssssssss.

    colombiana con cariñoo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.