En 1847, la escritora británica Emily Brontë, quien nació el 30 de julio de 1818 en Thornton, publicó, bajo el seudónimo de Ellis Bell, una novela titulada “Cumbres borrascosas”, una obra que no sólo sería la más importante de su carrera sino que también se transformaría en uno de los clásicos de la literatura inglesa.

Su trama gira en torno a una trágica historia de amor, venganza, odio y locura protagonizada, en principio, por Catherine Earnshaw y el atormentado Heathcliff, a quien conoció luego de que su padre lo llevara a la casa familiar, una finca llamada Cumbres Borrascosas, para criarlo como a un hijo más.

Todo lo que sucedió a partir de entonces forma parte del relato que el ama de llaves Nelly le confió al recién llegado Lockwood mientras lo cuidaba por un resfriado en la Granja de los Tordos.

Heathcliff, quien se caracteriza por ser un hombre hosco y enigmático, había sido bien recibido por Catherine pero odiado por Hindley, el hermano mayor de ella.

Por esa razón, una vez que sus padres fallecieron, Hindley y su esposa Frances deciden hostigar a Heathcliff y prohibirle todo tipo de contacto con Cathy. Sin embargo, los jóvenes deciden mantener su amistad hasta que ese vínculo se transforma en amor.

En medio de esa relación oculta, ambos deciden ir a espiar la Granja de los Tordos, donde viven sus vecinos de apellido Linton. Sin embargo, la travesura sale mal porque los descubren y Cathy sufre la mordedura de un perro guardián. A partir de entonces, los Linton deciden hacerse cargo de la muchacha durante una temporada y, al regresar, la transformación de Cathy es evidente: ya dejó atrás a la niña traviesa para pasar a ser una señorita.

Tiempo después, ella acepta casarse con Edgar Linton pero, aún así, le confiesa a Nelly que no lo ama tanto como a Heathcliff, quien desaparece al conocer la decisión de su amiga. Sin embargo, él regresa con la intención de darle celos a Cathy y enfurecer a su marido, razón por la cual conquista a Isabella, la hermana mayor de Edgar, y se la lleva con él.

A causa de los problemas entre los dos hombres, Catherine comienza a ver debilitada su salud hasta el punto de fallecer, justo el mismo día en que da a luz a una niña. Al poco tiempo, Hindley también muere y Heathcliff decide hacerse cargo del hijo de éste, Hareton, quien había quedado huérfano de padre y madre. Frente a esta situación, Isabella huye de Cumbres Borrascosas junto a su hijo Linton.

Años más tarde, Linton se enamora de su prima Catherine, se casa con ella pero, antes de morir, decide dejarle su patrimonio a su padre, quien gracias a esa decisión, se convierte en heredero de sus dos mayores enemigos.