Baltasar del Alcázar

Baltasar del Alcázar fue un poeta español perteneciente al Siglo de Oro, nacido en Sevilla en 1530. A pesar de haber estudiado Humanidades en León, se inclinó por el ejército, sirviendo al primer marqués de Santa Cruz. Su experiencia en la milicia se refleja en varias de sus poesías. Habiéndose convertido en un escritor reconocido, se casó y asumió el cargo de alcaide del castillo y villa de Los Molares, en su provincia natal. Pasó sus últimos años con una de sus hijas en la ciudad de Ronda, provincia de Málaga. Allí enfermó gravemente y falleció en 1606.
Curiosamente, ninguna de sus obras había sido publicada formalmente por el escritor. Por fortuna, el pintor Francisco Pacheco realizó copias del único manuscrito que se conservaba y también creó el único retrato conocido de Alcázar.
Como escritor, demostró un brillante dominio de la métrica e introdujo soluciones innovadoras en cuanto a técnica se refiere. Sus temáticas fueron un tanto triviales si se las mira superficialmente; por esta razón, a menudo se etiqueta injustamente al autor como "poeta menor". Estuvo muy influenciado por los latinos Marcial y Horacio; de este último tradujo diversas obras al castellano. Destacan su "Diálogo entre dos perrillos", "Consejos a una viuda" y "Cercada está mi alma de contrarios".