Tomás Segovia

Antigua cortesana

 Poema siguiente

(Cuadro de Ramón Gaya)


Es el sitio intocado de una lujuria antigua
Que tanto olvido ha vuelto finalmente sagrado
La mirada entra en puntas de pies y se santigua
Nada queda del viejo fragor decolorado
Por el santo silencio sino la mancha ambigua
Del tenue resplandor con que aún anaranjado
Ya sin deseos llama fielmente intemporal
Se consume el Deseo en un frágil fanal.

Poema siguiente 

 Volver a
Tomás Segovia