Sara de Ibáñez

Mira

 Poema siguiente

Ven, acércate hermano, ven y mira
la vena enlucerada que desciende
lenta por las entrañas pudorosas
del animal vencido; ven y mira
como quien quiere ver: adentro mira.

Quiero mostrarte esta sencilla puerta
que no has abierto nunca y se te ofrece
bajo las cerraduras celestiales
que abrasan mano y sangre y pensamiento;
que te devoran sin razón ni duda,
que te hacen circular por la ceniza,
que te avientan en aires pavorosos
y te devuelven a tu triste sangre,
a tu quieta mirada te devuelven,
a tus éxtasis, vagos a gu asombro,
a tu límite frío, a tus miserias,
a este asomarse a las entrañas puras
de un animal vencido... Pero mira,
mira y verás el rastro enlucerado,
mira y verás, porque salvado seas.

Ver métrica Poema siguiente 

 Volver a Sara de Ibáñez

En YouTube

Redondillas, de Sor Juana Inés de la Cruz



Suscribirse:

Comentarios4

  •  
    DAVID FERNANDEZ FIS Habemus papam y habemos muchos saludos
  •  
    mercedesdembo IMPACTANTE
    GRACIAS
  •  
    la negra rodriguez Fenoimenal poema es muy bien estructurado, que envidia.
  •  
    mariela2002 salvarse...de la injusticia, la necedad, la rutina...salvarse de las miserias de esta tierra, cualesquiera sean las que le tocaron vivir a cada cual...
    muy profundo tu poema!!!
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.