Sara de Ibáñez

Callar

 Poema siguiente

a A. Rimbaud


Rigor de esta ciencia rara
que en relámpago indiviso
del infierno al paraíso
quiebra el color de mi cara.
Que ya no me desampara
su asistencia abrasadora,
la palabra me devora
si me aviva el pensamiento,
y en callada flor del viento
mi antigua canción demora.

Poema siguiente 

 Volver a
Sara de Ibáñez

Comentarios1

  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Precioso poema, monoestrófico, de ésta poeta Uruguaya (Tacuarembó) que le cantó con énfasis a la muerte, y al amor, y a la patria.

    Rafael.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.