Santos Domínguez Ramos

El alfanje secreto (XI)

 Poema siguiente

Ha quedado en el aire morado de la tarde
un hueco de alabastro y pigmentos de almagre.
Las palomas rasean su vuelo indiferente
sobre el mudo estertor del horizonte estrecho.
Se ha cerrado la noche. Es otoño en el mundo
y el viento tras los muros es una bestia ciega
que aúlla en los arrabales de escarcha de la muerte.

Poema siguiente 

 Volver a
Santos Domínguez Ramos