Santos Domínguez Ramos

El alfanje secreto (III)

 Poema siguiente

No te engañe la tarde serena del oasis
que lentamente afina, desde la alfarería,
la terca estalactita azul de la nostalgia,
las murallas de greda,
la luz arrebatada del desierto infinito,
el cordobán brillante de las noches sin luna.

Poema siguiente 

 Volver a
Santos Domínguez Ramos