Rubén Darío

Rimas XIV

 Poema siguiente



El ave azul del sueño
sobre mi frente pasa:
tengo en mi corazón la primavera
y en mi cerebro el alba.
Amo la luz, el pico de la tórtola,
la rosa y la campánula,
el labio de la virgen
y el cuello de la garza.
!Oh, Dios mío, Dios mío!...
Sé que me ama...

Cae sobre mi espíritu
la noche negra y trágica;
busco el seno profundo de sus sombras
para verter mis lágrimas.
Sé que en el cráneo puede haber tormentas,
abismos en el alma
y arrugas misteriosas
sobre las frentes pálidas.
¡Oh, Dios mío, Dios mío!...
Sé que me engaña...

Poema siguiente 

 Volver a
Rubén Darío

Comentarios3

  • karina mg estados del amor y sentimiento
    profeso eterno
    manantial ideal
    por siempre a pesar
    de tu fallar....
    poema comentado con otro poema...
  • Teresalba Triste realidad romanticamente cantada.-
  •  
    hiljaisuus
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.