Gustavo Adolfo Bécquer

Rima XXXI

 Poema siguiente



Nuestra pasión fue un trágico sainete
en cuya absurda fábula
lo cómico y lo grave confundidos
risas y llanto arrancan.
Pero fue lo peor de aquella historia
que al fin de la jornada
a ella tocaron lágrimas y risas
y a mí, sólo las lágrimas.

Poema siguiente 

 Volver a
Gustavo Adolfo Bécquer

Comentarios2

  • lul si no hay sufrimientos y alegrias lo que sientes no es amor...
  •  
    Lampir09 Soledad...
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.