Julio Leite

Mar sin Ana

 Poema siguiente

Todo se mueve,
el cielo se estira,
se achica,
se anuba...
el mar no descansa,
sus negros,
sus verdes,
sus azules
se mezclan
en espuma de espera.
—Soledad salada
como estas lágrimas—
la plataforma se mueve...
Sólo mi corazón
está callado...
duerme un beso tuyo.

Poema siguiente 

 Volver a
Julio Leite