José Luis Piquero

Biografía (prólogo)

 Poema siguiente

Tras el pasillo al fresco, la escalera
y el sol que nos bañaba de repente.
Entonces en la hierba el barro se secaba
y no dejaba rastro que no llevase al río.

¿Tú crees que un río nace en cualquier sitio?
Anda tonta -decías.
Y yo no contestaba, sonriendo.

Pues tantas hojas verdes, tanto musgo,
y el sonido del agua entre los chopos,
las voces apagadas bajo el cielo,
el sol en las espaldas y aquella luz tan alta.

Luego acechar la casa desde el puente,
como quien está lejos y recuerda,
mientras la vieja casa subsistía
y yo soy una niña que no existe.

Poema siguiente 

 Volver a
José Luis Piquero

Comentarios1

  • Teresalba Seguro, es una niña que no existe.-

Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.