José Ángel Valente

EXORDIO

 Poema siguiente


Y ahora danos
una muerte honorable,
vieja
madre prostituida,
Musa.

Poema siguiente 

 Volver a
José Ángel Valente