Heberto Padilla

Retrato del poeta como un duende joven (I)

 Poema siguiente


Buscador de muy agudos ojos
hundes tus nasas en la noche. Vasta es la noche,
pero el viento y la lámpara,
las luces de la orilla,
las olas que te levantan con un golpe de vidrio
te abrevian, te resumen
sobre la piedra en que estás suspenso,
donde escuchas, discurres,
das fe de amor, en lo suspenso.

       Oculto,
suspenso como estás frente a esas aguas,
caminas invisible entre las cosas.
A medianoche
te deslizas con el hombre que va a matar.
A medianoche
andas con el hombre que va a a morir.
Frente a la casa del ahorcado
pones la flor del miserable.
Bajo los equilibrios de la noche
tu vigilia hace temblar las estrellas más fijas.
Y el himno que se desprende de los hombres
como una historia,
entra desconocido en otra historia.
Se aglomeran en ti
formas que no te dieron a elegir
que no fueron nacidas de tu sangre.

Poema siguiente 

 Volver a
Heberto Padilla

Comentarios7

  •  
    Elsy Alpire Vaca Bello poema, muchas gracias por compartir.
  •  
    Miralys Viscalla Me gusta, expresa en sus frases la busqueda permanente de la juventud que aparentemente termina en la madurez pero que es un andar buscando constantemente ese no se que....
  •  
    Eco El espíritu del poeta es como un duende
    numen vagabundo, que va allá y más allá
    bien puesto el título: duende, fantasma o gnomo
    cierto, nuestra historia se nos desprende
    y quizá entraremos en otra historia final.
  •  
    carlos eduardo calderon excelente y esquisito escrito que lo envuelven a uno en un mundo magico y lo invitan a realizar un viaje de sueños felicidades que el universo lo acompañe y le siga bendiciendo.

    CHARLIE
  •  
    Cedro Bonito poema, deja constancia del alma del poeta que indaga. Gracias por compartir.
  •  
    maria clementina muy bonito el poema ,gracias
  •  
    maria lourdes gomez turcios este poema esta padrisimo me facina gracias a Dios que crearon esta pagina web
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.