Gabriel Celaya

EPÍLOGO

 Poema siguiente


Y al fin reina el silencio.
Pues siempre, aún sin quererlo,
guardamos un secreto.

Poema siguiente 

 Volver a
Gabriel Celaya

Comentarios1