Eduardo Llanos

Intimidad

 Poema siguiente

Si cada hombre es un mundo,
admite entonces que esta noche
te corone Miss Mundo.

Poema siguiente 

 Volver a
Eduardo Llanos