Cecilia Meireles

Carta

 Poema siguiente


Yo, sí -¿Pero y la estrella de la tarde, que subía y descendía
de los cielos cansada y olvidada?
¿Y los pobres, que golpeaban las puertas, sin resultado, haciendo
vibrar la noche y el día con su puño seco?
¿Y los niños, que gritaban con el corazón aterrado?: "¿por qué
nadie nos responde?"
¿Y los caminos, y los caminos vacíos, con sus manos extendidas
inútilmente?
¿Y el santo inmóvil, que deja a las cosas continuar su rumbo?
¿Y las músicas encerradas en cajas, suspirando con las alas
recogidas?

¡Ah! –Yo, sí –porque ya lo lloré todo, y despedí mi cuerpo
usado y triste,
y mis lágrimas lo lavaron, y el silencio de la noche lo enjugó.
Pero los muertos, que enterrados soñaban con palomas ligeras
y flores claras,
y los que en medio del mar pensaban en el mensaje que la playa
desplegaría rápidamente hasta sus dedos...
Pero los que se adormecieron, de tan excesiva vigilia –y que yo
no sé si despertarán...
y los que murieron de tanta espera... -y que no sé si fueron salvados.

Yo, sí. Pero todo esto, todos estos ojos puestos en ti, en lo alto
de la vida,
no sé si te mirarán como yo,
renacida y desprovista de venganzas,
el día que necesites el perdón.

Poema siguiente 

 Volver a
Cecilia Meireles

Comentarios5

  •  
    Elsy Alpire Vaca Qué hermoso poema de esta poetisa encantadora. Gracias.
  •  
    Desconcertada Tantas y tantas preguntas nos hacemos toidos los dias...
    sin embargo somos nosotros mismos quien debemos darnos las respuestas,
    pero esta muy bien hacer preguntas, aunque nunca nos sean respondidas.
    ¿por que si existe Dios permite tanta hambruna, tanta brutalidad y muerte?
  •  
    Eco Yo sí; Yosi: hay quien se llama así,
    pero ese yo, sí,
    lo he oído resonar como un eco muchas veces.
    Nunca lo había oído vuelto poema.
    Yo, sí, pero... yo, sí, porque...
    A veces me siento egoísta pero el pragmatismo hace que tenga que afirmar mi prioridad. Interesante poema, hasta podría decir: muy interesante poema. Gracias por compartirlo.
  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Verdadero arte del corazón es saber escribir buenas cartas, que conmueva, que transporten el mensaje en sus líneas y más aún un subliminal entre líneas cuando volvemos a leerlas una y otra vez porque proceden de quien aguardamos con ansía saber aunque sea algo de si o de su sentimiento

    Imagino que la poeta Cecilia Meireles quien nos comparte ese tesoro poético, habrá estado dichosa`pùes su poesía lleva el sello de los grandes.

    Bella poesìa, completa... y erudita carta.

    gracias por compartirla
    Rafael Merida.
  •  
    maria clementina MUY BELLO POEMA, GRACIAS POR COMPARTIRLO ,MARIA CLEMENTINA
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.